sábado 16/1/21
Sanitarios

Csif lleva al Supremo el decreto sanitario por una pérdida abusiva de derechos

Creen una «barbaridad» que la Junta imponga la movilidad geográfica forzosa y turnos dobles
La primera protesta de sanitarios contra el «decretazo» se produjo el pasado 19 de noviembre. RAMIRO
La primera protesta de sanitarios contra el «decretazo» se produjo el pasado 19 de noviembre. RAMIRO

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) llevó ayer el famoso «decretazo» sanitario de la Junta que regula la organización y el trabajo de los sanitarios de Sacyl ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, al considerar el documento un atropello a los trabajadores y un ataque a sus derechos laborales. Creen que el camino para atajar la pandemia no puede suponer imponer turnos dobles y la movilidad geográfica forzosa de profesionales a otras provincias de la Comunidad.

El Gobierno autonómico aprobó el pasado mes de noviembre el Decreto 2/2020 en plena negociación con los sindicatos para suavizar su contenido, lo que generó una respuesta unánime de protesta de las centrales sindicales del sector y varias movilizaciones en la calle al sentirse traicionados y recibir como pago a la dedicación frente al covid un recorte «abusivo» de derechos que costaron muchos años de esfuerzo».

El sindicato comunicará la justificación de denunciar el decreto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y a todos los empleados de Sacyl para dejar clara su posición, «ya que el documento vulnera escandalosamente las condiciones laborales de los profesionales que integran los centros sanitarios de Castilla y León», entienden.

Exigen paralizarlo

El sindicato pide que se dejen de aplicar las medidas del documento, que impiden conciliar

Csif aclara que, no obstante, seguirá presente en las negociaciones (hoy estancadas) que se lleven a cabo en la Mesa Sectorial de Sanidad entre los sindicatos y la Consejería de Sanidad para evitar la aplicación de ese «decretazo impuesto por la Junta y para conseguir un acuerdo que no lesione ningún derecho laboral de los empleados públicos». «La negociación deberá llevarse a cabo bajo los principios de buena fe, confianza, reconocimiento y colaboración mutua, igualdad en la negociación, transparencia, participación y lealtad institucional», insisten. Csif exige que «mientras dure esa negociación y en el futuro se cese inmediatamente de aplicar medidas contra los sanitarios de esta Comunidad y su conciliación».

Csif lleva al Supremo el decreto sanitario por una pérdida abusiva de derechos
Comentarios