martes. 05.07.2022

La DGT se propone un tope de diez accidentes mortales en León en 2030

El plan pretende que en el año 2050 los siniestros solamente deparen daños materiales

La Dirección General de Tráfico pretende que las carreteras leonesas reduzcan su siniestralidad a diez accidentes mortales al año como máximo en 2030 y que no haya fallecidos en el año 2050, de acuerdo a las claves planteadas por el Ministerio del Interior esta semana.

La iniciativa forma parte de lal Estrategia de Seguridad Vial 2030, cuyas líneas maestras fueron presentadas por el director general de Tráfico, Pere Navarro, en una comparecencia presidida por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que encabezó un Pleno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial. De acuerdo a la estrategia, se pretende que León no supere la decena de muertes anuales por accidentes de tráfico en 2030 y que en 2050 no haya siniestros mortales en las vías de la provincia.

Durante la celebración del pleno, celebrado este año ya de forma presencial en el salón de actos del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, el ministro estuvo acompañado por la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y representantes de otros ministerios y organismos públicos y privados vinculados con la seguridad vial.

Las carreteras de la provincia no han registrado ningún siniestro mortal en lo que va de año, cifra que mejora todos los balances registrados desde el año 2019. A estas alturas del calendario, en los ejercicios anteriores ya se contabilizaba un fallecido. En 2021, las carreteras leonesas registraron 20 fallecimientos, cuatro más que en el año 2020, cuando el ejercicio finalizó con 16 fallecidos y tres menos que en 2019, que dejó 23 muertes por accidente de circulación. No se incluyen datos del año 2020 por cuanto se considera que el confinamiento distorsiona la comparativa.

En su intervención, Grande-Marlaska calificó el proyecto de Estrategia de Seguridad Vial de «ilusionante», y destacó «que es fruto de un proceso que aúna la visión de organismos supranacionales y nacionales».

PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

En el ámbito internacional, Naciones Unidas incluyó en la Agenda 2030 la seguridad vial como uno de los problemas principales de salud pública a los que hacer frente mediante los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); en el ámbito nacional, la estrategia se suma a «todas las políticas del Gobierno que de una u otra forma buscan un nuevo modelo de movilidad más moderno, eficiente, sostenible, saludable y seguro», ha señalado el ministro.

BAJARLO A LA MITAD

En línea con los objetivos de Naciones Unidas y la Unión Europea, la Estrategia de Seguridad Vial 2030 se fija como horizonte la reducción en un 50% el número de personas fallecidas y heridas graves en siniestros viales respecto a las cifras de 2019, año en el que fallecieron 1.755 personas, 8.613 resultaron heridas graves y 130.000 heridas leves. Estas cifras arrojan una tasa de 37 fallecidos por millón de habitantes, por debajo de la media de la Unión Europea que está en 51 fallecidos.

El Pleno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial es un órgano de consulta y participación que tiene como objetivos impulsar y mejorar el tráfico, la seguridad vial y la movilidad sostenible, así como promover el acuerdo entre las distintas administraciones públicas y entidades que desarrollan actividades en dichos ámbitos.

«Ir a más de 200 kilómetros por hora en España es delito según el Código Penal, así que comprarte un coche que vaya a más de 200 kilómetros por hora, el único sitio al que te puede llevar es a la cárcel. Pero se venden... es una contradicción», explicó el director general de Tráfico durante una entrevista muy sincera concedida a Sebas Lorente, campeón de Europa de golf adaptado, conferencista motivacional y autor del libro 8 días levantándome de buen humor, en el que cuenta su experiencia vital tras sufrir un accidente de tráfico que lo dejó parapléjico en 1983.

La DGT se propone un tope de diez accidentes mortales en León en 2030
Comentarios