miércoles. 01.02.2023

El Ayuntamiento de Villaquilambre logró adelgazar su deuda con los bancos en 2017 casi a la mitad, desde los 16,5 millones de capital a los 9,3 millones. Ello le permitió renegociar al año siguiente con la entidades bancarias los 27 créditos que mantenía abiertos, doce de ellos se habían firmado en 1998 y 1999 para inversiones, operaciones de tesorería, obras de alumbrado público, instalaciones deportivas, los accesos a Villaobispo, convenios con Feve e Iberdrola. El último, en 2012, fue el préstamo ICO de 4,2 millones. Al haber logrado meter en cintura el nivel de endeudamiento por debajo del 80%, tras amortizar 7,1 millones, el equipo de Gobierno pudo mejorar la condiciones de los préstamos.

La deuda se recortó con planes de austeridad y ahorro. Por ejemplo, la aportación al servicio de transporte urbano se rebajó desde el millón de euros que le costaba a las arcas municipales a 250.000 euros. En los presupuestos que se diseñaron para 2018 y 2019, los impuestos y tasas generaron el principal ingreso a las arcas municipales, de 7,3 millones, especialmente, el IBI que aporta la mitad de esa cuantía (3,65 millones). En cuanto al gasto, el capítulo 1 de Personal se sitúa en 4,6 millones y el de bienes y servicios, en 4,3 millones.

Doce años, varias medidas para los 27 créditos y amortizaciones
Comentarios