lunes. 27.06.2022
Laboral

La duración de las bajas aumenta un 30% en un año y los empresarios dan la voz de alarma

Más de 11.000 empleados leoneses faltaron el año pasado de sus puestos, y estuvieron 92 días de media sin trabajar
                      Los empresarios leoneses achacan las largas bajas a la falta de agilidad burocrática en los servicios sanitarios. MARCIANO PÉREZ
Los empresarios leoneses achacan las largas bajas a la falta de agilidad burocrática en los servicios sanitarios. MARCIANO PÉREZ

Es un hecho sobre el que los empresarios leoneses han llamado la atención en anteriores ocasiones, pero que se ha agravado. Tienen claras las causas del problema, tanto como el perjuicio que causa a la competitividad de las empresas leonesas. Exigen que se tomen medidas urgentes, porque «el análisis está hecho, y la solución es clara». El caso es que los trabajadores leoneses han tenido en los últimos años tiempos medios de incapacidad temporal (baja laboral por enfermedad) más largos que la media del país y de la Comunidad. Pero en los últimos meses este tiempo de baja se ha prolongado de forma alarmante, a juicio de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele). Su secretario general adjunto, Enrique Suárez, advierte de que sólo en el último año el tiempo medio de las bajas locales se ha incrementado casi un 30%. Hasta los 92 días de media. «León ya estaba a la cabeza del país en la duración de los procesos de incapacidad, pero ahora la diferencia con el resto del territorio es la evidencia de que algo no funciona en el sistema sanitario».

Y ese algo es el entramado burocrático. «Existe un problema en la Atención Primaria y en el conjunto de la Seguridad Social, los procesos se alargan a la hora de realizar pruebas, dar citas, estar en lista de espera de operaciones,... Y en la mayor parte de los casos se debe a la falta de personal administrativo en la sanidad. Los sanitarios tienen que hacerse cargo de toda la tramitación, y eso ralentiza mucho los procesos».

La consecuencia es una importante pérdida para las empresas. «Una pérdida de competitividad no sólo con respecto al conjunto del país, sino con otras empresas de Castilla y León», incide Suárez. Que insiste en que el empresariado ve con «muchísima preocupación una situación que indica que en la provincia las cosas, en cuanto a las incapacidades temporales, no funcionan como debieran».

Los datos que maneja la patronal leonesa desvelan que la duración media de las bajas laborales en la provincia el año pasado fue de 92 días. Casi un 30% de incremento, recalca. «No hay territorio en el país que pueda compararse a estas cifras». Algunos ejemplos: la media de las bajas es en España de 50 días, y en Castilla y León de 60 días. Burgos o Valladolid tienen una duración media de 55 y 50 días, respectivamente. En Cataluña las incapacidades duran en general 50 días. 70 en Galicia. Ninguna provincia llega al límite de León.

«Nuestra conclusión es que es el déficit estructural de la organización burocrática de la Seguridad Social es alarmante, y provoca daños como los que padecen las estructuras productivas de las empresas. Es necesario poner remedio con urgencia a esta situación, que el personal sanitario tenga el apoyo de profesionales administrativos que se encarguen de agilizar todos esos trámites. Ahora la situación es ya insostenible para las empresas. Y es porque existe un problema de gestión sanitaria en la provincia».

La parte del covid

La Fele señala que la tasa de absentismo laboral en la provincia (que incluye las bajas laborales, pero también las faltas al puesto de trabajo que no tienen respaldo médico) «se viene incrementando en los últimos años, y es de un 7% de media».

La patronal estima que el número de trabajadores que faltaron a sus puestos en algún momento durante el año pasado es de unos 11.000. «No cabe duda de que la pandemia ha afectado sensiblemente a estas cifras, y con ellas a la actividad empresarial. Eso tiene una justificación. Pero no es sólo el covid lo que está pasando en León», insiste Suárez.

De hecho, desde 2017 el número de trabajadores que cada año falta a su trabajo se ha incrementado un 13%. «La cifra de trabajadores afectados por incapacidades temporales el año pasado tiene justificación, por el covid. Lo que no se sostiene es la duración media de los procesos».

La Fele ha trasladado este problema al Consejo de Salud y el resto de los organismos en los que participa a nivel autonómico. «Cuya actividad también se ha visto afectada por la pandemia, ahora las prioridades parecen otras». Aunque llama la atención sobre el fondo del asunto y exige soluciones. «El análisis está hecho, lo que hay que hacer es dotar a la sanidad de más medios y desburocratizar los trámites de las bajas». En ello está la Junta, que ha anunciado la contratación de más administrativos para que los sanitarios se centren en su misión. «Sí, pero en este campo, de momento, seguimos esperando. Y las empresas sufren las consecuencias».

La duración de las bajas aumenta un 30% en un año y los empresarios dan la voz de alarma
Comentarios