martes 25/1/22
Sanidad

Enfermería afronta con nueva cúpula un final de año con cambios para el 50% de la plantilla

Los tres subdirectores dejan el cargo poco antes de 166 procesos de movilidad y 248 incorporaciones de la OPE de 2019
enfermeras
Varias enfermeras, en un receso laboral delante del área de Urgencias del Hospital de León. RAMIRO

Los acontecimientos internos y externos no dan tregua a la Enfermería hospitalaria, que afronta un otoño caliente en plena renovación de sus órganos directivos por la llegada al Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) este octubre de 248 profesionales que superaron la oposición de 2019. Un maremagnum a organizar contra reloj junto con el proceso de movilidad para otras 166 sanitarias de las instalaciones y dentro de una plantilla inferior a 1.200 personas.

La tarea pilla a Enfermería en plena renovación de cargos, con la llegada de Cristina Lorenzana como nueva directora en sustitución de Paloma Robles (que no ocupaba el puesto desde el pasado 1 de julio) y la renuncia la pasada semana de los tres subdirectores que la acompañaron en las cinco escaladas y desescaladas del Hospital: Pablo Martínez, responsable de Recursos Humanos; Montserrat Casado, de Servicios Especiales y área de Hospitalización; y Noelia González, de Investigación, Formación y Docencia.

Cascada de cargos

UGT prevé nuevamente movimientos en los 78 puestos intermedios al cambiar la cabeza gestora

Tres puestos de responsabilidad salientes, tres pilares, para los que ya hay propuesta de recambio según fuentes sanitarias pero que, en cualquier caso, accederán al cargo en la vorágine de cambio de plazas y formación que se avecina coincidiendo con las fiestas de San Froilán.

De hecho, hoy está previsto que se publique la resolución de la OPE de mayo de 2019 que afecta a 1.700 enfermeras en la Comunidad y 248 de ellas tomarán su plaza en el Hospital de León. Algunas eran interinas que ya trabajaban en el centro hospitalario leonés, pero otras tendrán que abandonar el puesto que ocupan actualmente por la llegada de la profesional que logra la plaza en propiedad. Por eso llegarán enfermeras de otras provincias e incluso de Atención Primaria (40), lo que implica reorganizar servicios con caras nuevas a las que hay que explicar el puesto para lograr su rápida adaptación.

Piden fidelizar

Los sindicatos quieren que se pongan los mimbres de una buena oferta para evitar la fuga de sanitarias

A ello se suman las 160 movilidades voluntarias dentro del Caule, donde las veteranas piden cambios para trabajar en el Hospital, en Santa Isabel, el Monte San Isidro o los dos centros de Primaria asociados, José Aguado y La Condesa.

Fuentes del sector aseguran que la marcha de los tres subdirectores de Enfermería, a los que se pidió que continuaran, responde a su «disconformidad» con la decisión de la gerencia sobre el nombramiento de la nueva responsable. Creen que se ha valorado poco el «esfuerzo» que se efectuó en el área, en condiciones de «poco personal, con muchas bajas por covid o secuelas y mucha carga de trabajo». Ven, además, «poco eficaz» que «un equipo nuevo al completo controle el macrocambio que afectará a medio millar» de profesionales.

El sindicato Csif se alegra, sin embargo, de que se haya cubierto ya la dirección de Enfermería, porque habían criticado que la decisión se llevaba dilatando tres meses. No obstante, piden a la gerencia «que se pongan los mimbres de una buena oferta y acogida para que las enfermeras no se vayan de León y su fuga agrave las carencias de personal que ya existen, e incrementar las plazas de la plantilla orgánica».

Posibles cambios

Por su parte, UGT pone el dedo en la llaga de los 78 cargos intermedios que cuelgan como un racimo de uvas de la dirección de Enfermería y que se verán afectados, «seguramente por un nuevo limpia al cambiar la cabeza gestora». Muchos cambios otra vez «para una plantilla deficitaria y muy desmotivada tras la experiencia del covid donde se apretó mucho a la profesión cambiando descansos, con contratos a los nuevos de dos o tres meses, doblando turnos...», valora. UGT considera que se ha abocado a muchos sanitarios a irse como «en Cirugía y Urología» y destaca que, sobre todo, «en Neurocirugía y Cardiología vienen a reclutar desde el País Vasco en el último año de formación a los mejores ofreciendo contratos largos, muy bien remunerados y un plan de promoción. Eso sí es una política de fidelización real».

Enfermería afronta con nueva cúpula un final de año con cambios para el 50% de la...