sábado 22/1/22

maría j. muñiz | león

El mundo de la educación en la provincia está «muy lejos del retrato idílico que los responsables de la administración intentan mostar en una cara amable»; y «presenta aún demasiadas necesidades que se ocultan sin arreglar». Es el primer balance del recién iniciado curso que realiza la Junta de Personal de Centros Públicos de León, que denuncia que en cuatro años se han perdido 360 puestos de docentes; y que exige una dotación de al menos 300 profesores para atender a las necesidades educativas de la provincia.

La junta de personal alertó ayer sobre la inestabilidad que provoca una «alarmante interinidad», advirtió de la precarización que suponen «contratos de cinco horas semanales en los que los profesores pierden dinero a cambio de sumar experiencia docente»; y lamentó la «muy deficiente planificación educativa».

Los representantes de los educadores alertaron sobre la falta de integración real en los centros que acogen a colectivos «que en realidad están creando guetos»; exigieron que los estudiantes de las zonas rurales tengan las mismas oportunidades educativas que las ciudades en cuanto a especialidades a elegir y volvieron a reclamar diálogo para establecer un pacto por la educación que permita derogar con orden la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce); mientras reiteraron su rechazo a las reválidas.

recuperación

El colectivo educativo reclamó a la Junta un plan que permita «recuperar lo perdido durante la crisis». «Sólo en los últimos cuatro años se han perdido 360 puestos docentes en la provincia», lamentó Javier Fernández Revilla, presidente de la Junta de Personal Docente.

Añadió que los 94 nuevos maestros funcionarios en fase de prácticas son un número «totalmente insuficiente»; y lamentó también la elevada tasa de interinidad, que alcanza el 17%, «muy lejos del 5% acordado en 2006». Fernández Revilla criticó también «el abuso en la contratación de personal interino por parte de las administraciones, incluida la educativa».

También censuró el «caos en la gestión de la asignación de plazas a los profesores interinos, con retraso injustificado en la cobertura de muchas vacantes y con jornadas reducidísimas».

La Junta de Personal Docente alertó sobre la insuficiencia de plazas en la Escuela Oficial de Idiomas, en las clases de inglés y alemán; y también en el conservatorio, en violín, piano y flauta travesera.

Por otro lado, los profesores criticaron el proyecto de la red de centros innovadores (los centros BIT: bilingüismo, inclusividad y TIC), porque no se han consensuado.

La escuela pública denuncia un déficit de más de 300 docentes en la provincia