lunes 11.11.2019

«En España falta conciencia de ahorro para la jubilación»

«En España falta conciencia de ahorro para la jubilación»

HOY
19.00 HORAS
Club de Prensa  de Diario de León
Entrada libre hasta completar aforo

‘El reto de la longevidad: Darle más vida a los años’ es el título de la conferencia que el Banco Sabadell ofrece, esta tarde a partir de las 19.00 horas, en el Club de Prensa de Diario de León (Gran Vía San Marcos, 8). Una charla en la que el director asociado de Analistas Financieros Internacionales, José Antonio Herce; y la directora de Desarrollo Comercial de Bansabadell Vida y Pensiones, Cristina Sales, explicarán los nuevos retos de ahorro de la sociedad española de cara a la jubilación. Las perspectivas de déficit del sistema público de pensiones obligan a replantear el modelo y los planes de pensiones son una vía óptima para asegurar el futuro. Sobre ello ha hablado con Diario de León la directora de Seguros de Ahorro y Pensiones de Bansabadell Vida y Pensiones, Esther Pichardo.


—Hay una relación directa entre la longevidad y el sistema público de pensiones que cuestiona la viabilidad del mismo tal y como ha sido concebido. ¿La sociedad española está concienciada sobre el cambio de modelo?

 

—El Instituto de Actuarios Españoles acaba de publicar un informe sobre la Seguridad Social española en el que analiza y concluye que el sistema público actual no es sostenible ni financiera ni actuarialmente. Por ello, los expertos consideran que las pensiones son muy generosas y que la tasa de sustitución deberá alinearse con la de otros países europeos. Esto se acentúa con la creciente longevidad de la población española. Cuando se creó el sistema público de pensiones, la esperanza de vida desde la jubilación era de nueve años. Se financiaba a través de 30 años de contribución y nueve años de disposición de esa renta. Ahora, la esperanza de vida a partir de los 65 es de 18 años de media, por lo que la contribución que se ha producido en los 35 años de cotización no es suficiente. Ahí se genera un problema a futuro y los españoles tienen que empezar a ahorrar para su jubilación porque con los ahorros que normalmente estaban acostumbrados a vivir no va a ser suficiente. España es uno de los países donde hay menos cultura de ahorro financiero, seguramente por la cobertura de la tasa de sustitución de la Seguridad Social, que es una de las más altas de Europa.

 

—¿Tienen que hacer un replanteamiento también las entidades financieras?

 

—Nuestro primer objetivo es hacer una labor pedagógica para que nuestros clientes estén preparados para el futuro que llega. Hay que hacer una labor didáctica y por esto hacemos este tipo de charlas. Después, también hay que tener productos o soluciones financieras que les permitan generar una ahorro periódico fácil y rendimiento a largo plazo.

 

—¿Qué productos?

 

—La mejor solución actualmente son los planes de pensiones ya que son productos que tienen una desgravación fiscal y están diseñados para complementar la pensión de jubilación. Es uno de los productos que creemos que es óptimo para el ahorro a largo plazo, porque te permite desgravar las aportaciones que realizas en el año y, además, es un producto que tiene cierta iliquidez y, aunque esto pueda parecer malo, evita las tentaciones de, por ejemplo, disponer de esos ahorros para irte de vacaciones. Al estar inmovilizados en un plan de pensiones sabes que el objetivo que tienen es la jubilación.

 

—¿Existen supuestos que permitan desbloquear esa iliquidez?

 

—Sí, son líquidos a los diez años y, además, se pueden cobrar en situaciones de necesidad, como paro de larga duración, invalidez o enfermedad grave del titular o de un familiar de primer grado. En mi opinión, la propia liquidez o iliquidez del mismo no debería ser un problema, ya que debe ser un producto concebido con un fin concreto, que es la jubilación. La población española debería estar mentalizada de que hay una parte de los ahorros destinados para imprevistos y, luego, hay otro tipo de ahorro, que es el ahorro a largo plazo, más enfocado a la jubilación.

 

—¿Y no es así?

 

—No, todavía hay que cambiar el chip. Piensa que aproximadamente el 70% de los ahorros de los españoles están en inmuebles. Y eso es muy difícil de hacerlo líquido. Ahí está otro reto para la industria aseguradora y financiera: encontrar productos que puedan dar liquidez a estos inmuebles, del tipo de una hipoteca inversa o una pensión vitalicia.

 

—¿Qué porcentaje de españoles tiene un plan de pensiones?

 

—En el sexto Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) se ve que empieza a haber un cambio de tendencia. Se observa que el 57% de los ahorradores españoles ya tiene un plan de pensiones. Ya hay cierta concienciación, pero no en los jóvenes, sino sobretodo en la generación de los llamados ‘baby boomers’. Estos empiezan a pensar que la primera prioridad del ahorro ya es la jubilación, pero son personas que tienen más de 50 años y les queda poco tiempo para ahorrar antes de la jubilación. Es mejor empezar cuanto antes, porque los ahorros van creciendo y van remunerándose.

 

—Quizás los jóvenes piensen que con lo que ganan bastante tienen con sobrevivir como para pensar en ahorrar a largo plazo.

 

—Exacto. Las primeras preocupaciones de la gente joven son cómo pagar el alquiler o comprarse una casa. Por eso, tenemos que hacer llegar el ahorro de otras maneras, como a través de APPs y la gamificación. Nosotros, cuando hemos hecho estudios de clientes, hemos visto que la percepción de muchos es que ahorrar significa dejar de hacer algo, en lugar de pensar que ese ahorro le va a permitir cumplir sus sueños más adelante. Es también un tema cultural, de aprender a ahorrar, porque si no puedes ahorrar 200 euros al mes, quizás sí puedas 20 o 10 euros. Con este fin se han desarrollado muchas aplicaciones que facilitan el ahorro, como los redondeos cuando vas a comprar algo.

 

—¿Hay planes de pensiones en función de la edad?

 

—Sí, dentro de los planes de pensiones yo siempre aconsejo una modalidad que es muy interesante: los ciclos de vida. Son productos que te permiten invertir más en renta variable al inicio y, luego, cuando te vas acercando a la edad de jubilación se van reduciendo las posiciones en renta variable y la volatilidad. Es decir, fluctúan menos los ahorros. El cliente escoge un horizonte temporal ajustado, más o menos, a la edad esperada de jubilación o de disposición del plan, que se autogestiona para optimizar su rentabilidad en todo momento.

 

—¿Tienen riesgo los planes de pensiones?

 

—Cuando se invierte en un producto que tiene parte de renta variable o renta fija hay riesgo de fluctuación del mercado; pero la idea es que a un plazo de diez o veinte años, ese riesgo es mucho menor. Por eso, siempre se aconseja hacer inversiones a largo plazo. Hoy en día, los tipos de interés están muy bajos y nuestro consejo siempre es que se intente apostar por el mercado de renta variable pero a largo plazo, no con una inversión de uno, dos, tres años.

 

—¿Para resolver todas estas dudas son las conferencias como la de esta tarde?

 

—Lo que intentamos con estas charlas es hacer evidente a los consumidores que hay un riesgo de que los ahorros no le sobrevivan. Hay realmente una necesidad de ahorrar y muchas personas no tienen esa conciencia del ahorro y no la tienen porque piensan que la Seguridad Social siempre estará ahí y que cubrirá las necesidades que puedan tener en la jubilación. Pero la realidad es que, quizás para los jubilados actuales sea así, pero no para los jóvenes. La Seguridad Social no va a poder contribuir como está haciendo ahora. El sistema no es sostenible y hay que hacer varias cosas para que lo sea. Una es reducir o no incrementar las pensiones del sistema público o poner tasas de conversión. Luego están el ahorro individual, que se tiene que potenciar mucho más, y el ahorro a través de las empresas, que en este país tampoco se ha desarrollado.

«En España falta conciencia de ahorro para la jubilación»