miércoles. 06.07.2022
Asociación cubana leonesa

«Estamos en contra de la lucha interna del pueblo»

Tres mujeres cubanas cuentan cómo viven los recientes acontecimientos en su Cuba natal. La escasez de recursos y la represión contra los manifestantes ha provocado una violenta crisis en la isla
Marta Frederick, durante un rastrillo solidario organizado por la asociación. ASOCIACIÓN CUBANA LEONESA
Marta Frederick, durante un rastrillo solidario organizado por la asociación. ASOCIACIÓN CUBANA LEONESA

En los últimos días, las declaraciones de la comunidad internacional acerca de la violencia vivida en Cuba durante las protestas del domingo se han acumulado. Gobiernos de todo el mundo se han manifestado a favor o en contra de las autoridades cubanas y otros han sido acusados de «equidistantes». Para unos, Cuba es una dictadura; para otros, la culpa es del embargo económico que la isla viene arrastrando desde hace 62 años.

Sin embargo, para Marta Frederick, abogada de la Asociación Cubana Leonesa, el embargo no ha sido el único causante de esta crisis. «La situación se ha recrudecido con el covid», apunta en referencia a los periodos de cuarentena que no convencen a los turistas reticentes e impactan directamente contra la economía del país.

Según Milagros Martínez, miembro de la asociación que envía medicamentos a Cuba dos veces al año para su madre enferma, el embargo no supone tampoco un impedimento para el envío de recursos a sus familiares desde el exilio. Las restricciones aduaneras y los problemas de distribución de la isla, sin embargo, asegura Frederick, impiden en ocasiones que los envíos lleguen a su destino.

Milagros Martínez

«Llegará un momento en que la policía se dará cuenta porque ellos también tienen familia»

Martínez ha experimentado estas trabas en varias ocasiones y asegura que el Gobierno introduce en el mercado nacional la ayuda humanitaria y los recursos enviados desde otras partes del mundo.

El desabastecimiento y los cortes de electricidad han llevado, en los últimos meses, a la sociedad cubana a un límite que muchos consideran insostenible.

Desde la asociación, Frederick condena «la represión contra el derecho de manifestación y la violencia física que se ha visto en los vídeos publicados en las redes sociales». «La asociación, con independencia de su ideario político, está en contra de la violencia y de la incitación a una lucha interna del pueblo contra el pueblo», continua, en alusión a los enfrentamientos entre civiles que tuvieron lugar el domingo, después de que el presidente cubano, Díaz-Canel, conminara a sus seguidores a enfrentar a los manifestantes.

Puente, Frederick y Martínez sujetan una bandera cubana. DL | ALEJANDRO MATRÁNPuente, Frederick y Martínez sujetan una bandera cubana. DL | ALEJANDRO MATRÁN

Para Martínez, Díaz-Canel no representa el espíritu revolucionario original de los Castro. Asegura que los enfrentamientos se produjeron entre los manifestantes y convencidos militantes del Partido Comunista, mientras que algunos miembros de los cuerpos de seguridad colgaban las botas para unirse a las protestas.

«Llegará un momento en que la policía se dará cuenta porque ellos también tienen familia», asegura Martínez.

Elizabeth Puente, también miembro de la asociación, pide mediación internacional entre el Gobierno cubano y las organizaciones civiles, a la vez que expresa su negativa ante la opción de una intervención militar.

Tanto el Gobierno de España como el de EE UU han declarado que seguirán la situación de Cuba con atención.

En cualquier caso, estas tres mujeres esperan poco de la comunidad internacional. Están convencidas de que la mejor manera de actuar es desde los movimientos civiles de manera que se ejerza presión contra los gobiernos de todo el mundo.

Además, solicitan el envío de ayuda humanitaria a través de organizaciones de gran envergadura, como la Unión Europea para evitar que los recursos sean intervenidos.

«Estamos en contra de la lucha interna del pueblo»