martes 27/10/20
Sucesos

Estupor en la Comisaría de Policía Nacional al hallar muerto en el botiquín al ATS

El subinspector responsable de las tareas médicas de ATS en la Comisaría de la Policía nacional de León falleció ayer en el interior de las dependencias policiales de la capital, tras decidir poner fin a su vida de un disparo en la cabeza en el interior del botiquín, que previamente había cerrado por dentro.

Los hechos causaron enorme consternación en el cuerpo. El subinspector se personó en Villabenavente en torno a las 14.00 horas, entró con normalidad y acudió al botiquín, que cerró por dentro sin despertar sospechas entre sus compañeros.

Repentinamente sonó un disparo, que levantó las alarmas entre los miembros de CNP que en esos momentos se encontraban en el lugar. Pero no pudieron abrir la puerta, porque se encontraba cerrada por dentro. Tras forzarla, comprobaron con estupor que el cuerpo sin vida de la oficial permanecía en el interior de la sala.

Tras percatarse de que ya no había posibilidades de recuperarlo, se procedió al levantamiento del cadáver por parte del juzgado de guardia. El fallecido estaba casado, tenía 61 años, no se reconocían problemas de importancia en los últimos tiempos y acababa de ser abuelo, circunstancia que le había hecho especialmente feliz. Estaba próximo a su jubilación y era una persona muy querida en la Comisaría por su carácter afable y campechano.

Estupor en la Comisaría de Policía Nacional al hallar muerto en el botiquín al ATS