lunes. 28.11.2022
Urbanismo

León despeja el camino para la Ronda Interior

El pago de los terrenos sustenta la adjudicación del proyecto para la construcción del vial
                      El suelo expropiado pertenece a la segunda fase. MARCIANO PÉREZ
El suelo expropiado pertenece a la segunda fase. MARCIANO PÉREZ

La Ronda Interior sumó ayer dos nuevas parcelas. El camino que se debe avanzar en los despachos se despejó más aún gracias al acuerdo alcanzado con los propietarios de las fincas que recibirán un cheque de 98.395 euros, como habían planteado los técnicos en su valoración. No habrá necesidad de acudir a la comisión provincial para fijar el justiprecio, después de que la junta de gobierno certificara las expropiaciones de las propiedades que presentaban fachada hacia la calle Fernando I. Dos más que contribuyen a cumplir el calendario de objetivos que emplaza el comienzo de los trabajos sobre el terreno para finales de primavera o comienzos de este verano.

Las nuevas expropiaciones encuentran crédito en los 1,7 millones de euros que aparecen en el capítulo dedicado al proyecto dentro del presupuesto municipal de 2022. La partida se suma a los 1,4 millones de euros que había dispuestos para la primera fase en las cuentas de 2021.

Las dos cuentas, de las que habrá que restar al final las facturas acumuladas del expropiatorio para conocer el coste efectivo, se añaden a los 1.756.493 euros en los que se han licitado las obras de construcción de la Ronda Interior. El contrato, todavía en fase de análisis de las ofertas, se espera que esté adjudicado como tarde en mayo, lo que dejaría abierta la posibilidad de que las máquinas entraran antes incluso de las fiestas de San Juan, previa demolición de las casas que quedan en pie dentro de la delimitación de la segunda fase.

La consecución de este hito despejará por completo la manzana que forman todavía las calles Fernando I y Alfonso el Justiciero. Sin obstáculos, la Ronda Interior, 40 años después de que fuera concebida sobre el plano, se sustanciará por medio de un vial con dos carriles, uno en cada sentido, y otro auxiliar desde el que se accederá a la zona de aparcamiento diseñada para que estacionen en batería de 27 vehículos. La urbanización se rematará con un pequeño espacio adoquinado, bancos, nuevas luminarias y arbolado, como se fija en el plan.

El proyecto crecerá como desahogo para el tráfico que, desde la plaza del Espolón, se deriva hacia La Palomera o proviene de esta zona de la ciudad. El vial asumirá el tránsito de vehículos que utilizaban hasta ahora Los Cubos y Carreras, en cuya peatonalización ya se avanza. El reto se presenta en la coincidencia de las obras de los dos proyectos que fían su entrega para la primavera de 2023.

León despeja el camino para la Ronda Interior
Comentarios