viernes 20/5/22
                      La factoría en construcción del laboratorio Vivunt en Villadangos. DL
La factoría en construcción del laboratorio Vivunt en Villadangos. DL

La primera vez del polígono de Villadangos con la producción farmacéutica ocupa un parcela de doce mil metros, y amplía la expansión del área industrial por el flanco norte del recinto.

El proyecto ya supera la fase de armazón, en el edificio que albergará el asentamiento de la multinacional Virixene en este enclave el alto páramo leonés, donde va a abrir un nuevo nicho de negocio, un sector que aún no había desembarcado en uno de los dos polígonos de referencia para soportar el desarrollo económico del territorio leonés.

Según estaba previsto, desde que la compañía anunció el nuevo lineal, se ejecuta la construcción de la factoría en la que la marca Vivunt va a producir medicamentos inyectables de última generación dedicados a tratamientos médicos oncológicos.

El plan

La inversión alcanza los 20 millones de euros y permitirá la creación de 50 empleos cualificados

Se invierten en este estreno del sector farmacéutico veinte millones de euros, con la proyección estimada de crear medio centenar de empleos, de máxima cualificación, cuando esté completa la primera fase de los lineales productivos que ha diseñado esta firma.

La estructura de edificación avanza de tal forma que hace viable alcanzar el objetivo que la fábrica laboratorio esté en funcionamiento a lo largo del próximo año.

Vanguardia

Se van a producir medicamentos inyectables para tratamientos oncológicos

Con la llegada de una marca farmacéutica, el polígono de Villadangos completa el ciclo transversal que prometía la evolución de este enclave como uno de los más variados y amplios del territorio leonés. El paradigma de enclave industrial, con todas las consecuencias, que despegó por el empuje logístico y distribuidor del ámbito alimentario y agroindustrial, se consolidó con el asentamiento de la pujante industria tecnológica dedicada a las soluciones energéticas y reemprendió el vuelo con la transfusión de savia nueva que encontró con la llegada de Coated Solutions León y su apuesta por el enclave siderúrgico de León en el concepto del noroeste; la trilogía queda en manos ahora del resultado que dé la decisión pionera de Virixene, con su apuesta por la producción de Vivunt en León. La iniciativa se ha cimentado con un posicionamiento global de la compañía; con la apuesta financiera, con la sociedad con domicilio social en la capital leonesa, y un mercado cada vez más global y extendido para el catálogo de patentes y soluciones farmacéuticas y maneja esta firma de laboratorio.

Virixene tiene focalizadas dos grandes líneas de producción, que entran en el mercado a través de las marcas corporativas Savant y Vivunt. Esta que prepara la nueva factoría en Villadangos del Páramo avanza en el desarrollo de productos y medicamentos estériles.

Productos con alcance en el mercado cada vez más extendido en diversos países europeos, en Estados Unidos y diferentes áreas de Oriente Medio y el norte de África; el sureste asiático es otro de los mercados que serán destino de la producción que amplíe Vivunt en Villadangos.

La inversión se planifica a tres años vista, con la dotación tecnológica suficiente para convertir este nuevo asiento de la producción de medicamentos en León en otro ejemplo vanguardista con el que dotar de eficiencia y eficacia el plan industrial.

A corto plazo, Villadangos va a permitir la coexistencia de la siderurgia, ala logística y la alimentación, como referentes de este polo industrial que está en el extremo contrarios a la norma general que define el territorio leonés: la escasez de industria, la falta de recursos de transformación económica y social, la casi inexistente oferta de empleo.

Villadangos está ahora a la espera de contar con el desarrollo de estructuras de comunicación para culminar el proceso de acomodo del nuevo polo siderúrgico que hace dos años vino a León a restañar las heridas sociales y económicas que dejó la huida y salida traumática de Vestas.

Lo ha logrado en parte la empresa Coated Solutions León, con su matriz Network Steel, que cubre el espacio industrial de la factoría de ensamblaje de componentes de producción de energía eólica, que ha ampliado y adaptado a las nuevas circunstancias con una inversión cuantiosa en componentes industriales que permitirán triplicar la transformación actual de acero.

Contra lo que solía suceder en algunos proyectos industriales anunciados para León, el proyecto que apadrina Virixene está en marcha. Su irrupción en Villadangos coincide con un proceso de ampliación del polígono, que parece que se quedó pequeño.

La factoría que abre la puerta del polígono de Villadangos a la industria farmacéutica
Comentarios