martes. 28.06.2022

Feve limpia la escombrera en la que convirtió la estación en 2017 antes de urbanizar el sector

El Adif recoge los materiales de la integración como paso previo a la obra demorada desde hace cuatro años y medio
                      Los materiales que sobraron de la integración estuvieron abandonados en medio del sector desde finales de 2017. DL
Los materiales que sobraron de la integración estuvieron abandonados en medio del sector desde finales de 2017. DL

Cuatros años y medio después de que se terminaron las obras, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) terminó esta mañana de recoger el material que ha tenido a la intemperie condenado a pudrirse en mitad de la estación de Feve de León. Los operarios empezaron a retirar los últimos palés de adoquines, maderas, elementos plásticos para el enchaquetado de las vías... Aunque quedan aún en el entorno más desechos, como restos de contenedores, farolas o cajas de alumbrado, arrojados a la escombrera en la que se convirtió el sector, ubicado en mitad de la ciudad, mientras se esperaban las obras de urbanización que, ahora, con todo despejado, se anuncian para las próximas semanas.

Con el acta de replanteo firmada a primeros de mes, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Tecsa y Dragados, adjudicataria de los trabajos por una factura de 2.809.796,44 euros, se preparan para empezar a intervenir sobre el terreno, después de semanas de preparación administrativa en las oficinas. Pero como previa, el Adif debía trasladar los materiales que habían quedado de la integración y estaban ya pagados. La factura entraba en el contrato que se firmó entonces con la UTE formada por Comsa-Movex Vial-Telice por 15,4 millones, del que quedó un excedente sin ejecutar de 1.159.053 euros, según los datos ofrecidos por el ente estatal, que luego aprovechó para cargar en esta cuenta los 65.800 euros de la demolición anticipada de los edificios de las antiguas Mantequerías Arias.

Los materiales se trasladan ahora para su aprovechamiento en una obra en Asturias. Aunque primero deberán desechar los inservibles por el desgaste de quedar a la intemperie durante estos más de cuatro años, en los que quedaron a la intemperie tras el final de la integración, sin que nadie se preocupara de ellos, y se convirtieran en elementos de un improvisado parque de atracciones para los niños con el consiguiente riesgo de accidentes. Todo en un área que se abrió en precario en 2018, tras más de siete años de obras, y que no terminó de recepcionarse de manera oficial hasta hace apenas un mes.

listo para las elecciones

Su desaparición abre el camino para que la nueva adjudicataria entre en los más de 10.000 metros cuadrados del sector de la estación de Feve. El contrato marca un plazo de ejecución de 10 meses para alumbrar en la próxima primavera, a la puerta de las elecciones, la urbanización que el Adif demora desde que en febrero de 2017 se bosquejaron los primeros borradores de acuerdo con el Ayuntamiento de León.

Los más de cinco años se han ido en retrasos acumulados con el Adif como protagonista: primero, con la aprobación del convenio y los instrumentos de planeamiento que les facilitaron desde los técnicos municipales, pero que tardaron en registrar desde Madrid; y luego con la licitación y adjudicación de las obras, que tardaron casi un año desde la presentación de las ofertas hasta la selección de la empresa encargada.

No hay ya ningún paso administrativo pendiente. Sólo queda que se empiece a ejecutar el plan de obras. Por mucho retraso que quieran acumular no podrá superar al que queda por detrás en un entorno en el que, desde septiembre de 2011, no ve salir ni llegar trenes.

No se sabe cuándo podrá volver a apuntarse actividad en los andenes, con el Gobierno enrocado en la misma excusa de la falta de reglamento desde hace seis años. Entonces con el PP, ahora con el PSOE, no hay horizonte para el retorno de los convoyes.

Feve limpia la escombrera en la que convirtió la estación en 2017 antes de urbanizar el...
Comentarios