domingo 19/9/21

Fomento regularizará el ‘boom’ de viviendas ilegales de los años 80 y 90

Cada municipio podrá elaborar planes de ordenación para integrar los inmuebles.
Vista parcial de una urbanización.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente creará una segunda vía para sacar del limbo a unas 50.000 viviendas irregulares en Castilla y León que se construyeron sin autorización y en suelo rústico en las décadas de los 80 y 90. Para ello, cada municipio podrá elaborar planes de regularización urbanística, que determinarán los usos permitidos y ordenarán las dotaciones urbanísticas e infraestructuras, con el objetivo de que se integren dentro de los núcleos de población y mejore la calidad de vida de sus habitantes.

Fuentes del departamento de Antonio Silván destacaron que este nuevo procedimiento se aplicará en la Comunidad mediante la ley de medidas sobre rehabilitación, regeneración y renovación urbana, y sobre sostenibilidad, coordinación y simplificación en materia de urbanismo, que se aprobará a finales de septiembre o octubre. La norma, que ya ha superado el debate de totalidad en las Cortes, incluye un artículo que modifica la Ley de Urbanismo de 1999, a petición de los propietarios afectados, así como de algunos ayuntamientos gobernados por el PSOE.

Asimismo, Fomento insistió en que no se trata de un «atajo» legal puesto que las viviendas no cumplen las exigencias urbanísticas, sino de habilitar una fórmula que permita incluir en los planeamientos urbanísticos estas edificaciones, realizadas hace décadas cuando el control urbanístico era menor. Fuentes de la consejería matizaron que es la única fórmula para garantizar servicios públicos como el alcantarillado, el alumbrado o el suministro de agua y evitar conflictos con los ayuntamientos.

No es lo mismo

La consejería explicó que se trata de un «problema acotado» en Castilla y León, por lo tanto diferente al que generó el boom urbanístico en zonas de costa y del sur peninsular. Fomento indicó que la mayoría son urbanizaciones y nuevas poblaciones que surgieron en paralelo a municipios del alfoz de las ciudades durante las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado. En concreto, la Junta estima que se encuentran en situación irregular unas 50.000 edificaciones en Castilla y León, de las que el 20 por ciento se concentran en Valladolid.

Al respecto, Fomento explicó que muchas de las edificaciones que se podrán regularizar de acuerdo al nuevo procedimiento están ubicadas en municipios vallisoletanos como La Pedraja de Portillo o Traspinedo. También, existen asentamientos de este tipo en los entornos de las ciudades de Salamanca y León, y en menor medida en Burgos. La consejería remarcó que pertenecen a los grandes núcleos urbanos de la Comunidad, debido al fuerte crecimiento que experimentaron hace unos 30 años, fruto del desarrollismo industrial.

La Consejería pretende corregir los «efectos negativos» de la ocupación de los terrenos clasificados como suelo rústico de asentamiento irregular siempre que no cuenten con una protección natural o cultural. También, busca prevenir riesgos en materia de salubridad, incendio o inundación.

Fomento regularizará el ‘boom’ de viviendas ilegales de los años 80 y 90