jueves 27/1/22

La presidenta centró el objetivo futuro más inmediato en la eficiencia digital «que es lo que comprende toda la administración digital de la administración de justicia. Es un proceso absolutamente necesario porque la administración de justicia estaba muy atrasada en este terreno, teníamos un déficit digital pero hay que trabajarlo y buscar un sistema de interoperabilidad que sea útil en todo el país. Nosotros también tenemos que avanzar en la respuesta digital y en ello estamos trabajando».

Otro bloque de actividades se centra en la normativa. «En este momento se están desarrollando normas fundamentales de eficiencia en Justicia que suponen una transformación. Ahí trabajamos muy enérgicamente buscando sugerencias».

La Ley de Enjuiciamiento Criminal «la estamos moviendo porque es una ley no del siglo pasado sino del anterior. Es extraordinaria pero ha durado lo que ha durado y ahora estamos tratando de actualizarla. Es una ley fundamental y requiere un esfuerzo importante por nuestra parte», declaró Ortega a este periódico.

«La Ley Concursal también es fundamental y se espera que en el momento en que los Ertes terminen hayan muchas empresas en situaciones concursales, que van a requerir una respuesta. La reacción de la abogacía tiene que ser importante».

«Por fin vamos a tener una Ley de Derecho de Defensa acorde a las características de este país, que en realidad se identifica con la abogacía pero que en verdad es una ley de la ciudadanía. Incluso en la parte normativa estamos afrontando el reto, aseguró la presidenta a la finalización del acto celebrado en el edificio de El Albéitar.

La gran necesidad de adaptarse al reto digital