jueves. 11.08.2022
Sanidad

El Hospital invierte un millón en el búnker para instalar el acelerador lineal de Ortega

La licencia de obra permitirá iniciar los trabajos para que el nuevo equipo funcione ya en junio del próximo año
FERNANDO OTERO

El convenio firmado por la Junta con la Fundación Amancio Ortega en mayo de 2017 se materializará en el complejo hospitalario de León en junio de 2022. El nuevo acelerador lineal de ultima generación, donado por el empresario nacido en la localidad leonesa de Busdongo, se podrá instalar de una vez cuando concluyan las obras para la construcción del búnker de ampliación del servicio de radioterapia. Los trabajos comenzarán en las próximas semanas, tras la aprobación por parte del Ayuntamiento de la preceptiva licencia en la que se valida el proyecto, cifrado en 1.092.907,09 euros. La cuenta se suma a los 2.399.998 euros que costó el equipo, los 261.998 euros del sistema de planificación

1.092907,09 euros, los 33.383 euros de la redacción del proyecto y los 19.581 del desmontaje del anterior. En total, 3.807.867 euros que permitirán ampliar las terapias para el tratamiento del cáncer, con menor daño para los pacientes, y evitar los traslados a otros centros sanitarios, lo que incrementará la nómina de casi un millar de enfermos que cada año requieren su aplicación.

Más equipamiento
El complejo hospitalario incorporará este también un TAC simulador en 4D, avanza Alfonso Suárez

El búnker se construirá junto al servicio de radioterapia, cuya fachada da hacia el hospital San Antonio Abad. Los 351,7 metros cuadrados de la edificación se asentarán en la planta sótano y quedarán un poco por encima, pero sin tapar las cristaleras que dan hacia el área en la que se hallan los quirófanos. El espacio dará cabida no sólo al equipo, sino al resto de las instalaciones complementarias que demanda un equipamiento de estas características, como la sala de control y el almacén. La ejecución de la obra, que ya está adjudicada, apunta un plazo de 10 meses, como detalla el gerente del complejo hospitalario, Alfonso Suárez, quien incide en que con posterioridad habrá que cumplir con los protocolos de «instalación, calibración y puesta en marcha», que añadirán otros cuatro meses. Si no hay ningún problema, como remarca el profesional sanitario, «en junio de 2022 se pondrá en funcionamiento».

La construcción del búnker viene motivada por la obligación de no perder operatividad dentro del servicio de radiología. La entrada del acelerador lineal donado por Amancio Ortega posibilitará la retirada del más antiguo de los dos que hay en estos momentos en funcionamiento, cuya vida útil después de 13 años está próxima a vencer. Sin este espacio adicional la maniobra de desmontaje y puesta en funcionamiento en las dependencias actuales obligaría a tener que prescindir de uno de los equipos; un problema que se evita de esta manera y que permite mantener la misma capacidad de atención a los pacientes, como remarca el gerente del hospital de León.

El gerente del complejo reseña que el nuevo equipo supondrá «un avance muy importante para la atención a los pacientes» al incorporar una «tecnología» más avanzada que la que hay en estos momentos. Junto con el acelerador sufragado por la fundación del empresario textil, que suscribió el convenio por un valor de 18,2 millones de euros para equipamientos contra el cáncer en los diferentes centros de la comunidad, se mantendrá en uso el que se estrenó en el año 2016. Su entrada en funcionamiento, tras una inversión de 3,3 millones de euros, evitó entonces los traslados a Valladolid y Salamanca que se derivaban de la imposibilidad de atender toda la demanda con tan sólo uno. El inventario del Hospital sumará además este año otro equipo adicional para la oncología radioterápica. El complejo hospitalario adquirirá «un TAC simulador», como avanza el gerente sanitario, quien describe que esta nueva máquina abre la opción al empleo de «técnicas de simulación en 4 dimensiones», que añaden la «sincronización respiratoria» para «localizar de forma más precisa los tumores, como el de «pulmón, mama y abdomen». El coste, de acuerdo a la licitación, se fija en 641.000 euros.

El Hospital invierte un millón en el búnker para instalar el acelerador lineal de Ortega
Comentarios