domingo 28/2/21
Protestas

Los hosteleros exigen ayudas a fondo perdido para compensar sus pérdidas

Más de 1.200 profesionales del sector protestan por toda la provincia por la deriva de sus negocios
hosteleros
Un momento de la protestas de los hosteleros de León organizadas ayer. RAMIRO

Alrededor de 500 hosteleros de la capital y áreas limítrofes se manifestaron ayer por las calles de la ciudad para exigir una solución al sector, que no prevé volver a abrir antes del puente de diciembre y reclama un rescate en el marco de un paquete de medidas encaminadas a la supervivencia de los negocios.

Paula Álvarez, gerente de la Asociación de Hostelería de León, leyó un manifiesto con un mensaje para el Gobierno: «Exigimos un recate a fondo perdido. Es complicado cuando el 99,3% de nuestros negocios no llegan a 50 trabajadores». Reconoció que a veces hay baja cualificación «pero del sector depende una importante cadena de valor».

Contrapartida

«No queremos despidos pero no se puede obligar a mantener la plantilla tras seis meses de Erte»

Se han aplicado medidas como los Erte o los créditos ICO «pero no son suficientes», dijo en medio de una salva de aplausos. Hay 4.954 establecimientos que dan trabajo a más de 22.000 empleados y suponen un 12% del PIB. «Queremos dar estabilidad al mayor número de empleos».

Por eso exigió ayudas directas a fondo perdido para empresas y autónomos. Definir un plan estratégico de la gastronomía «que es el referente de los fondos, evitar duplicidades, impulse un plan de medidas de la gestión económica, la moratoria de créditos hasta 2022, regular los alquileres para circunstancias que eliminen el pago en los momentos de cierre «y que se cargue al Plan de Reconstrucción». También pidieron la derogación de la cláusula que limita los Erte hasta el 31 de enero y no tener la obligación de mantener las plantillas seis meses después de un Erte: «No queremos que haya despidos, queremos garantizar la seguridad de las familias, pero habrá casos en los que una reestructuración de la empresa sea la única forma de garantizar su supervivencia».

También se exigió un compromiso de bajar impuestos «y un IVA» al 5%».

Los hosteleros exigen ayudas a fondo perdido para compensar sus pérdidas