miércoles. 10.08.2022
El interior del aparcamiento subterráneo acusa el paso de los 50 años de la concesión. RAMIRO
El interior del aparcamiento subterráneo acusa el paso de los 50 años de la concesión. RAMIRO

El estacionamiento necesita «una serie de obras necesarias para la legalización y acondicionamiento de las instalaciones actuales», según se expone en el anteproyecto. Ahora, hay «determinadas deficiencias, de carácter arquitectónico y operativo, como consecuencia de un insuficiente mantenimiento a lo largo del tiempo», como reseñan los técnicos municipales, que hacen una detallada descripción para resolver que, «en líneas generales, se puede afirmar que el inmueble se encuentra en un estado medio/bajo de conservación».

El dictamen incide en las humedades, que «hacen que constantemente se desprendan restos de los materiales que las componen y queden depositados en el pavimento», y en el deterioro de «los pilares y las vigas metálicas de la estructura». Como consecuencia, «se aconseja realizar una inspección total para dictaminar el estado final, la peligrosidad y en su caso las reparaciones» en el aparcamiento, que cuenta con dos plantas, en las que se distribuyen 267 plazas: 132 en la primera y 135 en la segunda de unas dimensiones de 5 por 2,4 metros, salvo 17 reducidas de 4 por 2 metros.

A la espera de ese otro examen, se describen las necesidades: la limpieza y mantenimiento, las demoliciones, la reparación y sustitución de pavimentos, la reforma de la estructura, el cambio de las instalaciones interiores, la falta de pintura, las modificaciones para favorecer accesibilidad, las inversiones requeridas en seguridad frente a incendios y la propuesta de mejora de videovigilancia.

Todo se concreta en el presupuesto. Desglosado por capítulos aparecen 1.158.251,64 euros de obras interiores, 958.961,69 euros para las exteriores, 149.724,86 euros citados como «varios» y 430.718,25 euros como «gastos generales y beneficio industrial».

Humedad, falta de mantenimiento y deterioros en las estructuras