jueves. 30.06.2022

León lleva años trabajando por conseguir lanzar su polo aeroespacial, especialmente vinculado al grado de Ingeniería Aeronáutica que imparte la Universidad de León. Ha sido la institución académica la que también ha puesto en marcha una aceleradora para impulsar proyectos, nacionales o internacionales, vinculados al sector y que cuenta con el apoyo del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León. La aceleradora también nació con el objetivo de que León contase con una base sólida para alzarse con la incubadora de la Agencia Espacial Europea. La colaboración civil y militar también es una de las claves para el impulso del polo aeroespacial que en los últimos meses cuenta con un proyecto en marcha, vinculado estrechamente también con la Universidad de León: el desarrollo de un dirigible estratosférico que permita la sustitución de los actuales satélites de comunicaciones, además de cumplir con otras funciones, incluidas las militares o las agrícolas a mayores de las comunicaciones. De hecho, en el Campus de Vegazana se ha construido un hangar específico para realizar pruebas con los prototipos que se vayan desarrollando, además de permitir otro tipo de vuelos indoor. Además, el Ejército de Tierra dispone de varias unidades de RPAS además de pequeñas iniciativas privadas estrechamente vinculadas al sector, entre los que también está la sede del Inta en Cuadros.

La incubadora, la aceleradora y un polo aeronáutico en expansión