domingo. 14.08.2022

Los sindicatos Acaip y Tampm informaron ayer de un nuevo conflicto en el interior de la cárcel de Mansilla de las Mulas. En concreto, señalaron en su salida al patio, dos de los tres internos que se encontraban en ese momento en la zona, dieron una «brutal» paliza al tercero tras atarle con los cordones de las zapatillas por el cuello y los pies al rastrillo de acceso al patio, para bloquear el paso.

Armados con pinchos carcelarios, los sujetos clasificados como presos de primer grado por su peligrosidad, se hicieron fuertes en el patio a fin de conseguir que les proporcionase psicofármacos. Los funcionarios de Mansilla de las Mulas, con el apoyo de la dirección, lograron reconducir la situación, salvando la vida al interno agredido. Pese a ello, tres trabajadores de la prisión resultaron lesionados de diversa consideración y tuvieron que ser atendidos por los Servicios Sanitarios del Centro.

Este suceso se produce después de que el pasado miércoles los funcionarios tuvieran que trasladar al hospital a un interno, con quemaduras de gravedad, después de que provocase un incendio en su celda y apoyase el colchón contra la puerta, para dificultar la entrada.

Los dos sindicatos inciden en la elevada conflictividad en la cárcel leonesa ante la masificación de presos y la falta de personal escasez de personal a lo que suman «la falta de seguridad que estos hechos están demostrando». En este sentido señalan que además Villahierro precisa tanto de médicos como de un psiquiatra, porque gran parte los internos padecen patologías importantes y carecen de una atención médica adecuada. «Necesitamos un estatuto o sector propio, los trabajadores de prisiones no trabajamos con papeles en una oficina, trabajamos con personas con muchas carencias psicosociales, en muchos casos con personas muy peligrosas», inciden, en relación a que aún no son considerados legalmente agentes de autoridad,

Dos internos de Villahierro dan una paliza a otro tras atarle para pedir drogas
Comentarios