domingo. 03.07.2022

En las subastas judiciales leonesas de este año hay algo más que pisos, fincas, solares o garajes. Este año se pudo pujar por un lote de joyas valorado en 300.000 euros, además de por una bodega en Valderas, con un precio de salida de 60.000 euros. Pero también, participaciones sociales de La Albelonina por dos mil euros o varios centros de turismo rural repartidos por la provincia de León. Entre los bienes subastados a menor precio, una finca rústica en Villazale, que salió con un precio de 125 euros y que iba incluida en un lote junto con otro solar valorado en 695 euros, en la misma localidad. Todo ello, a excepción de las nudas de propiedad, es decir, la titularidad de un bien aunque ello no implique que se pueda disfrutar de él, que salieron a subasta por sólo un euro.

Los vehículos tampoco se escapan a las subastas judiciales. Además de dos cabinas de camiones, este año se subastaron varios vehículos y furgonetas con precios desde los mil euros.

Otro de los lotes singulares de este año fue la maquinaria de una carpintería, con siete máquinas técnicas que, aunque también se vendían por separado, salieron en un paquete por un precio total cercano a los quince mil euros.

Por 63.116 euros también se subastó un huerto en la localidad de San Román de Bembibre y las consecuencias económicas derivaron en la inclusión de varias naves industriales o parcelas, una de ellas en el potente polígono de Villadangos del Páramo, junto con las habituales viviendas o garajes.

Joyas, un huerto, centros de turismo rural y una bodega