martes 18/1/22

Klaus, el perro apaleado en Villaquilambre, también recibió varios perdigonazos

El Hospital de Ferral trata de salvarle la vida y el Ayuntamiento llama a localizar a los autores

Un golpe en la cabeza le abrió el cráneo, otro le rompió la mandíbula y el pómulo. Las patas tampoco se salvaron y el cuerpo recibió varios disparos de perdigón. Así se encontraron los voluntarios de la Protectora de Animales y Plantas de León a un mastín en el municipio de Villaquilambre, en una zona nevada por encima del cementerio de Navatejera, a la que accedieron con raquetas de nieve.

La alerta la dio el grupo Búsqueda de Animales y enseguida se activó el rescate del perro herido que, seguramente, llevaba tiempo lesionado porque presentaba «mucha anemia y deshidratación», indican desde la Protectora, quienes señalaron que recibió «un golpe muy, muy fuerte en la cabeza, la tiene abierta y pusimos unas grapas». Le costaba respirar y fue trasladado al Hospital Veterinario de Ferral del Bernesga, donde intentan salvarle la vida.

Por la tarde había «mejorado un poco, aunque está con oxígeno y dopado para que no tenga dolor», aclaran. Los veterinarios creen que será un proceso «largo y muy costoso por los golpes que ha recibido». Valoran que no fue un ataque de lobos o un atropello, «sino obra de algún/os salvaje de dos patas».

De hecho, el Ayuntamiento de Villaquilambre ha efectuado un llamamiento ciudadano para intentar localizar a sus posibles dueños y a los autores de la paliza para «aplicar la ley con toda la contundencia posible». Entienden que los golpes suponen una «aberración» e investigan el suceso para encontrar pistas.

El mastín apareció en una zona comprendida entre El Cabezo y el Valle de Villaquilambre. Cuando esté más fuerte y estabilizado en dos o tres semanas se tendría que operar. «Está peleando, lo que nos indica que quiere que le demos una oportunidad», indica la Protectora, que agradece las donaciones y el trabajo de los veterinarios de Ferral.

Klaus, el perro apaleado en Villaquilambre, también recibió varios perdigonazos
Comentarios