viernes. 02.12.2022

La mayoría de los leoneses que han solicitado desde su puesta en marcha el ingreso mínimo vital que aprobó el Gobierno de coalición recibieron una respuesta negativa de la Administración, que rechazó hasta el momento en la provincia el 62%

de las peticiones. Tan solo 2.501

hogares lo cobran, según el balance que hizo el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Apenas han resuelto desde junio 6.908 reclamaciones de las 9.069 que tienen sobre la mesa. Y 4.332 están archivadas porque el posible beneficiario de la ayuda

no cumplía los duros requisitos

a los que obliga la prestación para ingresar de media 486,96 euros. Además, en la estadística de

la Seguridad Social aparecen todavía 2.161 leoneses que no saben si recibirán la ayuda. Aún no les han respondido.

De todas formas, los cerca de 500 euros que llegarán este mes a esas 2.501 familias de la provincia benefician en total a 6.247 personas, de las que 2.576 son menores. Esa misma tendencia se mantiene tanto en España como en la Comunidad. El ingreso mínimo lo perciben en total 203.000 hogares en los que viven 565.000 personas. Más del 43% son niños.

Mientras, en Castilla y León esta prestación pública llega a 9.523 familias con 27.194 beneficiarios, según los datos facilitados por el departamento que dirige José Luis Escrivá, quien reveló que la mayoría de expedientes se deniegan por superar los niveles de renta permitidos por la autoridad competente.

Durante su comparecencia en el Senado, el ministro reveló que, en nueve meses, han recibido 1,2 millones de solicitudes, de las que han tramitado el 75% —873.000 expedientes—. Más de

600.000 fueron denegadas. Escrivá reconoció, al respecto, que

están analizando las razones de

este volumen tan alto de rechazos y estudiando cómo mejorar

esta situación. Hay miles de afectados sin ingresos que no pueden acceder a la prestación.

En León hay 2.161 solicitudes sin respuesta