martes. 05.07.2022

León se alza como base estratégica para la defensa del espacio aéreo del norte de España

La escasa actividad del aeródromo y la calidad de los técnicos y armadores la convierte en referente para los cazas.
Un F-18 en la Academia Básica del Aire durante uno de los ejercicios que organiza el Ejército del Aire. MARCIANO PÉREZ

El aeródromo militar de León reúne una serie de condiciones que lo convierten en estratégico para la defensa diaria del espacio aéreo que realizan los F-18 y los Eurofigthers del Ejército del Aire. La escasa actividad de vuelos civiles resulta «práctica» para los pilotos de los cazas militares que recurren a la pista tanto para hacer ejercicios de toma y despegue como para repostar y solucionar problemas técnicos en vuelos reales, además de la presencia de personal militar. La Virgen del Camino es ya una base de referencia sobre todo para los pilotos que operan desde Morón y Albacete —aunque también llegan los hidroaviones en las campañas de incendios y los vuelos militares que despegan de Zaragoza o Torrejón de Ardoz— y que dan actividad constante a las instalaciones «a pesar de que no haya aviones de forma permanente». A todas estas cuestiones se suma también la presencia de la Unidad de Telecomunicaciones, una escuadrilla que se encarga «de garantizar las comunicaciones tierra-aire y está operativa 24 horas los 365 días del año».

El Ejército del Aire siempre tiene un avión listo para el despegue inmediato, completamente equipado y listo para estar en el aire en tan sólo quince minutos. Su misión es salir ante cualquier alerta, como la entrada en el espacio aéreo español de otro aparato sin identificar, en cuyo caso deben interceptarlo y establecer comunicación con ellos para determinar su origen o intenciones, o la protección y escolta tanto del Falcon del presidente del Gobierno como del A-310 en el que viajan los miembros de la Casa Real. León se convierte para estas acciones en una pista con más posibilidades frente a otras de ubicación próxima como Salamanca o Valladolid. Los profesores que instruyen a los futuros sargentos del Ejército del Aire en la Academia Básica son también un gancho para la llegada de los pilotos militares, ya que «son los que saben realmente cómo funcionan los aviones, se trata de personal muy cualificado para el mantenimiento de los cazas», como indican desde la base, ya que no en vano, ése será el destino laboral de los alumnos de la academia, convertirse en los futuros mecánicos y armeros de los aviones del Ejército del Aire. «Si se enciende una luz en el panel de un avión, cualquier piloto para inmediatamente porque puede suponer un grave problema», explican gráficamente fuentes del Ejército Aire para incidir en la importancia de la presencia de los profesores y técnicos de la Academia del Aire.

Es habitual que los F-18 y los Eurofigthers tomen tierra en el aeródromo de La Virgen del Camino y se sienta el rugido de sus potentes motores cuando realizan «pasadas» dentro de la maniobra de aproximación para ver la pista y también en el marco de los ejercicios militares. «Durante la pasada de reconocimiento es cuando más se pueden escuchar los motores de los F-18 o los Eurofigthers, que suelen hacerlas cuando vienen con prisa, aunque fuera de la base ya no se perciben los aterrizajes, que suelen ser silenciosos, o los despegues, donde los motores están a plena potencia y también suelen provocar mucho estruendo», explican desde la academia, desde donde añaden que las paradas de los dos cazas del Ejército del Aire en León también son positivas para los alumnos caballeros y damas que se forman en la base de La Virgen del Camino.

El aeródromo militar de León cuenta, además de con la Academia Básica del Aire donde se forman los suboficiales, con la Unidad de Telecomunicaciones y con un hangar para los helicópteros de la Guardia Civil y otro para los UAVS o drones militares que emplea el Grosa del Ejército de Tierra para la inteligencia militar y que operan desde Conde de Gazola.

León se alza como base estratégica para la defensa del espacio aéreo del norte de España