sábado 21/5/22
Maniquí.
Los precios de la ropa de vestir son los que más se han encarecido, con los paquetes turísticos. JESÚS F. SALVADORES

León rompe de nuevo el techo nacional de incremento de los precios, sólo superada por Toledo. Frente a la moderación generalizada en el país el mes pasado, en la provincia los precios siguieron subiendo. Una décima que eleva el encarecimiento de la vida un 4,7% en lo que va de año, y un 11% en los últimos doce meses. 

Es de destacar el hecho de que el fuerte incremento de partidas como el vestido, el turismo y los hoteles, junto con la alimentación y los artículos del hogar, hayan anulado en abril la rebaja registrada por fin por la electricidad, el gas y otros combustibles (un 11,5% menos en abril, aunque suman un encarecimiento del 54,4% en el año).

En Castilla y León el incremento de precios supera ya los dos dígitos en el dato anual también en Ávila, aunque salvo en Salamanca en todas las provincias supera ya el 9%. Dentro del panorama nacional, junto a León, los mayores incrementos de precios se registran en Toledo (11,5%), Ávila (10,9%) y Ciudad Real y Cuenca (11,3%)

A nivel nacional  el Indice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 0,2% en abril en relación al mes anterior y recortó su tasa interanual 1,5 puntos, hasta el 8,3%, por el abaratamiento de la electricidad y las gasolinas. Estas cifras mejoran los datos adelantados por el organismo a finales del mes pasado, que apuntaban a una inflación interanual del 8,4% en abril y a una tasa mensual del -0,1%.

Pese a que el IPC sigue en niveles inusualmente elevados, este indicador no bajaba tanto en un solo mes desde hace más de 35 años, concretamente desde enero de 1987. El de abril es, además, el primer descenso que experimenta la inflación tras dos meses de fuertes ascensos, que llevaron al IPC a situarse en marzo en el 9,8%, su tasa más alta en casi 37 años.

Según Estadística, la moderación del IPC interanual hasta el 8,3% se debe, principalmente, a los descensos de los precios de la electricidad y los carburantes.

En concreto, el grupo de transporte redujo casi seis puntos su tasa interanual, hasta el 12,8%, por el menor coste de los carburantes y lubricantes para vehículos personales. Dentro de este grupo, en cambio, subieron los precios de los automóviles y del transporte aéreo de pasajeros.

Por su parte, el grupo de vivienda recortó más de 14 puntos su tasa interanual en abril, hasta el 18,8%, debido al abaratamiento de la electricidad. En sentido contrario, subieron los precios del gas y de los combustibles para calefacción.

La luz se ha encarecido en el último año un 34,9% incluyendo las rebajas impositivas aplicadas a la factura de la electricidad (en marzo de 2022 esta subida fue del 107,8%). Descontando dichas rebajas fiscales, la subida interanual del precio de la luz sería del 54,4% en abril.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en abril el 9,3%, un punto por encima de la tasa general del 8,3%. Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

Frente a la moderación en los grupos de vivienda y transporte, los precios de los alimentos registraron en abril una tasa interanual del 10,1%, más de tres puntos superior a la de marzo, por la subida generalizada de la mayoría de sus componentes, destacando el encarecimiento de la carne, el pan y los cereales, las legumbres y hortalizas, y la leche, el queso y los huevos.

También elevó su tasa interanual el grupo de hoteles, cafés y restaurantes, casi 1,5 puntos más que en marzo, hasta el 5,8%, por el encarecimiento de los servicios de alojamiento y de la restauración, y el grupo de ocio y cultura, que incrementó casi dos puntos su variación anual, hasta el 2,9%, por el mayor coste de los paquetes turísticos.

En tasa mensual, el IPC registró en abril un descenso del 0,2% en relación al mes anterior, su primera caída tras dos meses de alzas. Se trata, además, de la primera tasa mensual negativa de la inflación en un mes de abril en 30 años, concretamente desde abril de 1992.

Este descenso de los precios en el mes responde también a las bajadas en los grupos de vivienda y transporte, frente a los repuntes experimentados en los grupos de alimentos, vestido y calzado, hoteles y restauración y ocio y cultura.

Lo que más subió de precio en el mes de abril respecto al mes anterior fueron los otros aceites (+39,8%) y los hoteles, hostales y pensiones (+19,4%), y lo que más bajó fue la electricidad (-26,9%), la gasolina (-12,5%) y el gasóleo (-9,6%).

El aceite de oliva se encarece un 42,5% en el último año

En el último año (abril de 2022 sobre el mismo mes de 2021), lo que más ha subido de precio han sido los otros aceites (+96,2%); los combustibles líquidos (+95,7%); los hoteles y hostales (+50,5%); el aceite de oliva (+42,5%) y la electricidad (+34,9%).

Por el contrario, lo que más se ha abaratado desde abril de 2021 son los peajes y aparcamientos (-20,4%); los equipos de telefonía móvil (-3,8%); los equipos audiovisuales (-2,7%); la ropa de niño y bebé (-2%) y los juegos y aficiones (-1,5%).

Por rúbricas, destacan los aumentos interanuales de los precios de la calefacción, el alumbrado y la distribución de agua (+35,2%); los aceites y grasas (+48,4%), los huevos (+21,6%), los cereales y derivados (+13,7%) y el transporte personal (+13,2%).

También registran alzas de dos dígitos las legumbres y hortalizas (+12,8%), la carne de ave (+12,7%), la carne de vacuno (+11,4%), la carne de ovino (+10,7%), el café, el cacao y las infusiones (+10,2%) y el pan (+10,1%).

Bajada generalizada

 

La tasa anual del IPC bajó en abril en todas las comunidades autónomas. Los mayores descensos, de casi dos puntos, se dieron en Comunidad Valenciana, Murcia y La Rioja, mientras que Navarra presentó el retroceso menos pronunciado, de 1,1 puntos.

A cierre de abril, todas las comunidades presentaban tasas interanuales positivas, pero sólo una de ellas, Castilla-La Mancha, registraba un valor superior a los dos dígitos (+10,4%). En el extremo contrario, con las menores tasas de inflación, se situaron Canarias (+7,1%) y Madrid (+7,7%).

En abril seis provincias españolas presentaban un IPC interanual superior al 10%: Toledo (+11,5%), León (+11%), Avila (+10,9%) y Ciudad Real, Huesca y Cuenca, todas ellas con tasas del 10,3%.

León rompe de nuevo el techo de los precios: suben un 11% en un año
Comentarios