viernes 7/8/20

Un millón de euros europeos para computerizar planes ambientales

El Centro de Supercomputación de Castilla y León está implicado actualmente en dos proyectos europeos, en los que participan varios socios, vinculados a acciones medioambientales: el crecimiento de la masa forestal en la península ibérica o cómo evolucionará un incendio y la ejecución de la Política Agraria Común. Entre las dos iniciativas, desde el centro ubicado en el Campus de Vegazana se ha conseguido arañar un millón de euros a los fondos europeos a los que desde León se aportará la capacidad para desarrollar cálculos complejos a través de Caléndula y que cuentan con la implicación de cinco trabajadores de Scayle en total.

El primero de los proyectos se engloba bajo el nombre de Open Iacs y de los cerca de 4,5 millones que destina Europa a esta iniciativa, Caléndula acapara más de medio millón. El objetivo central de este trabajo —en el que hay socios españoles, lituanos, griegos, italianos, españoles y polacos— es crear una infraestructura de gobernanza que permita la gestión automatizada y eficaz de la Política Agraria Común, conocida como la PAC, para asegurar la planificación y la asignación de recursos.

«Desde Caléndula se creará una plataforma comunitaria real y abierta para que se puedan compartir soluciones a través del paradigma de los datos abiertos enlazados», como se especifica en el proyecto. Así, la infraestructura que se conocerá directamente como Open Iacs facilitará el acceso del usuario final a las capacidades de la computación mediante la gestión automatizada de acuerdos que ofrecen la posibilidad de asignar trabajos a los diferentes proveedores incluidos en la plataforma.

Cross-Forest es el segundo de los proyectos europeos en los que actualmente está implicada la capacidad operativa de Caléndula a fin de conseguir unos servicios de control de incendios forestales y modelos de evolución forestal para España y Portugal. Una de sus posibilidades será la de proporcionar simulaciones realistas de la propagación de los incendios forestales. Por otra parte, dentro de este mismo proyecto, se generará una base de datos sobre la calidad de las masas forestales en bosques puros y mixtos en España a fin de simular diferentes escenarios de gestión, por ejemplo, para desarrollos silvícolas. Para el desarrollo de las simulaciones y la evaluación de los resultados, además de otros puntos como la gestión o la recolección y procesamiento de los datos, el centro leonés cuenta con un presupuesto de 430.000 euros. Los datos que se desarrollen en España y Portugal serán recogidos por el portal europeo.

Un millón de euros europeos para computerizar planes ambientales