sábado 22/1/22
Sanidad

Las operaciones ambulatorias evitan más de 7.500 ingresos hospitalarios en nueve meses

La Sanidad pone el énfasis en las cirugías sin internamiento, que ya representan una de cada tres intervenciones
                      Quistes y tumores pequeños se pueden extirpar de forma ambulatoria en el Hospital leonés. DL
Quistes y tumores pequeños se pueden extirpar de forma ambulatoria en el Hospital leonés. DL

La historia de la curación de las enfermedades camina de la mano de su respuesta quirúrgica. Y en los últimos años, el avance de las herramientas de quirófano ha permitido sumar técnicas mínimamente invasivas y mejorar los procedimientos para hacerlos más cortos, seguros y sencillos, lo que también se traduce en una recuperación más rápida de los pacientes.

Antes de la irrupción del coronavirus, las operaciones efectuadas de forma ambulatoria representaban el 39% de las cirugías del Hospital de León y gracias a ellas se evitaron 14.300 ingresos en 2019. En conjunto ese año se desarrollaron 36.664 intervenciones de todo tipo. El porcentaje se mantuvo aunque ligeramente a la baja (34%) en 2020 a pesar del huracán covid y la merma que se produjo en el número de procesos quirúrgicos, y la tendencia continúa en estos nueve primeros meses de 2021, donde la cirugía sin internamiento sigue representando una de cada tres operaciones.

De hecho también ha logrado ahorrar 7.534 ingresos hospitalarios, según los datos del Portal de Transparencia de la Junta. En conjunto, el Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) realizó de enero a octubre 22.159 intervenciones, el 83% programadas. De ellas, casi se efectuaron la misma cantidad en quirófano (12.032) que fuera de él (10.127).

Menores costes

Los avances tecnológicos sumaron técnicas menos invasivas que ahorran estancias en el Hospital

Entre los factores que han llevado a la Sanidad a encaminarse cada vez con mayor énfasis a la cirugía ambulatoria destaca la disminución de los costos hospitalarios y el elevado grado de ocupación en los complejos asistenciales lo que puede provocar una merma en la calidad de la atención de los pacientes que ameritan estar hospitalizados, junto con la disminución de infecciones que se pudieran presenta por el propio ambiente hospitalario y la comodidad del paciente que suele sentirse mejor atendido en su propia casa.

Prácticamente todas las especialidades disponen de patologías que pueden ser tratadas de forma ambulatoria o de corta estancia. En algunas como oftalmología, más del 90% de sus procedimientos son de carácter ambulatorio. También cobra auge en procesos pediátricos, ya que permite brindarle a los niños la oportunidad de retornar a sus casas para ser cuidados por sus padres.

Sin quirófano

La mitad de las 22.159 intervenciones de este año se pudieron efectuar fuera de esos espacios

Quistes y tumores pequeños de piel, hernias umbilicales e inguinales con o sin malla, cirugías anales, de mama, de tiroides y estirpaciones de la vesícula bilial por laparoscopia son algunas patologías que se están tratando de forma ambulatoria. Los expertos valoran que el abanico se abrirá más si cirujanos y pacientes llegan al entendimiento de que la seguridad de una intervención no radica en que la persona esté o no hospitalizada sino en el procedimiento.

Señalan que la seguridad se obtendrá «siguiendo los principios de selección adecuada del paciente, las buenas técnicas quirúrgicas y anestésicas, y el buen cuidado postoperatorio inmediato». Proporcionar adecuada información al paciente es por supuesto fundamental.

Además, la complejidad de los procesos que ahora asumen los especialistas y el aumento de la demanda quirúrgica como consecuencia del envejecimiento de la población, hacen que la actividad haya pasado de los 15.311 operados en 2010 a los casi 37.000 de 2019, con auge de la cirugía ambulatoria que evita la hospitalización de los pacientes al poder ser dados de alta en el mismo día.

En los últimos tres años, la cirugía ambulatoria del Complejo Asistencial de León ha evitado que 30.465 pacientes tengan que pasar uno o dos días en la cama del hospital. El aumento de la actividad de la cirugía ambulatoria permite dejar espacio en los quirófanos para otras patologías que sí requieren de hospitalización por su complejidad, permite tratar a más personas y reducir la lista de espera. En Ginecología, por ejemplo, las operaciones ambulatorias dieron un gran salto con las unidades de patología endometrial y cervical, intervenciones que antes necesitaban ingreso hospitalario y que desde hace una década se desarrollaron con técnicas menos invasivas.

Las operaciones ambulatorias evitan más de 7.500 ingresos hospitalarios en nueve meses