martes 28/9/21
Educación

Los patios escolares se convertirán en huertos y jardines con fines didácticos

Los patios de colegios han acogido multitud de iniciativas, como la seguridad vial. RAMIRO

La Junta de Castilla y León, a través de la Fundación Patrimonio Natural, desarrollará en los dos próximos años un programa de adaptación al cambio climático para los centros educativos de la comunidad que estará coordinado por las consejerías de Fomento y Medio Ambiente y de Educación y que pasará por la renaturalización de los patios de estos centros, para los que Educación desarrollará, además, un programa para su uso didáctico.

Las actuaciones, que se llevarán a cabo entre 40 y 60 centros educativos, persiguen transformar los patios mediante actuaciones de renaturalización. Estas intervenciones tendrán un carácter integral, estimándose un presupuesto de ejecución de entre 50.000 y 150.000 euros por centro. Además, el proceso de selección contribuirá a desarrollar una política de equilibrio territorial entre las zonas urbanas y las rurales. Podrán acceder a este programa los centros públicos de Castilla y León que impartan Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional y Educación Especial. Para ello la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León ha publicado en su web una convocatoria de expresiones de interés, para que los centros educativos presenten sus candidaturas del 1 al 20 de septiembre de 2021, según informó la Consejería de Educación.

La información de la convocatoria también estará disponible en el Portal de Educación de Castilla y León. La Fundación Patrimonio Natural implantará en los centros educativos diferentes infraestructuras verdes, bajo el concepto de soluciones basadas en la naturaleza, con un carácter multifuncional.

Estas instalaciones no solo mejorarán las condiciones climáticas, sino que, al mismo tiempo, contribuirán a incrementar la biodiversidad, a desarrollar una estrategia alimentaria y a mejorar la salud de los estudiantes de la Comunidad.

Así, se llevarán a cabo plantaciones de arbolado, con prioridad de árboles productores de fruto, tanto por razones de biodiversidad, sumidero de carbono y resiliencia climática como por incluir un factor de educación alimentaria en los escolares; huertos escolares; jardines verticales o en pérgola; y todo tipo de obras que favorezcan la permeabilidad del suelo, como por ejemplo sustituir el pavimento por zonas verdes, entre otras.

Por su parte, la Consejería de Educación, dentro de su contribución a la Agenda 2030, implementará un programa educativo para el uso didáctico de las actuaciones en los patios. El departamento que dirige Rocío Lucas realizará también formación de los equipos de docentes que participen en el proyecto y coordinará el seguimiento y evaluación del desarrollo del proceso educativo.

Este programa forma parte de la respuesta de la Unión Europea al covid, a sus consecuencias sociales y para preparar una recuperación verde, digital y resiliente de la economía.

Los patios escolares se convertirán en huertos y jardines con fines didácticos