jueves 26/5/22

El presidente provincial de León, Eduardo Morán, elevó también ayer el tono de su preocupación por el futuro gobierno de Partido Popular y Vox para la Junta de Castilla y León, en vísperas de la toma de posesión de su presidente, Alfonso Fernández Mañueco. El dirigente socialista dijo estar «triste» a nivel personal y preocupado en el ámbito institucional, dado que puede condicionar la futura tarea de las administraciones locales. Además, el también presidente del PSOE en Castilla y León manifestó que un «PP rancio» usa la comunidad como «conejillo de indias» de su primera experiencia con la ultra derecha y mostró su esperanza de que lo acabe pagando en las próximas elecciones. Por eso, Morán augura un «paso atrás» en materia de libertades. Y concluyó diciendo que al renovado presidente de la Junta solo le interesaba continuar.

Un PP «rancio» usa la Comunidad