lunes 6/12/21
Prisiones

Un preso de Villahierro se fuga cuando limpiaba en el cementerio de Mansilla

Es la segunda vez que el mismo recluso no regresa a la prisión después de una salida
                      Aspecto que ofrecía anoche el puesto de la Guardia Civil de Mansilla de las Mulas. MARCIANO PÉREZ
Aspecto que ofrecía anoche el puesto de la Guardia Civil de Mansilla de las Mulas. MARCIANO PÉREZ

Un recluso del Centro Penitenciario Provincial de Villlahierro, M.C.P., se fugó ayer en el transcurso de una salida terapéutica programada por la Junta de Tratamiento, en el marco de las labores de reinserción que organiza la penitenciaría. Es la segunda fuga que protagoniza, diez años después de la primera. Tiene alrededor de 40 años, mide aproximadamente 180 centímetros de estatura, lucía una barba corta y un piercing en una ceja y tiene tatuajes en letras chinas en buena parte de su anatomía. Es de aspecto bastante agresivo y tiene una notable corpulencia física.

El interno se encontraba limpiando el cementerio de Mansilla de las Mulas cuando de forma repentina, desapareció. En la primera ocasión, no se presentó de vuelta a su celda del módulo 12, en la que permanecía recluido tras un permiso penitenciario. En aquella ocasión, durante el periodo que pasó fuera de Villahierro volvió a cometer varios delitos.

Los hechos se produjeron a primera hora de la tarde. El delincuente, que es muy conocido en la cárcel por la cantidad de tiempo de condena que acumula y por los numerosos cargos a los que ha tenido que hacer frente, se encontraba realizando tareas de limpieza en el cementerio de Mansilla de las Mulas. Las salidas programadas son propuestas por la Junta de Tratamiento, que solicita la aprobación del Centro Directivo y la posterior autorización del Juez de Vigilancia en aquellos supuestos en que la salida por su duración y por el grado de clasificación del interno, sea competencia de este órgano judicial.

Huyó a pie

En un momento dado, el recluso desapareció sin que el funcionario que le acompañaba se percatase de su conducta. De hecho, la Guardia Civil entiende que huyó a pie y que tomó camino a Palanquinos como dirección más probable, aunque al cierre de esta edición no se le había encontrado. El reglamento determina que en las salidas programadas «se adoptarán en cada caso las medidas oportunas referentes a la forma y medio de traslado, así como las medidas de seguridad correspondientes», pero algo falló.

Inmediatamente se dio traslado a la Guardia Civil de lo ocurrido, que envió a la zona a varias patrullas de Seguridad Ciudadana para tratar de capturar al recluso. Al cierre de esta edición los resultados de la búsqueda habían sido infructuosos.

Las diligencias de investigación corren a cargo del puesto principal de la Guardia Civil en Mansilla de las Mulas que se encarga del caso.

Un preso de Villahierro se fuga cuando limpiaba en el cementerio de Mansilla
Comentarios