miércoles 8/12/21

La primera fase para ampliar Urgencias concluye sin adjudicar aún la segunda

Encadenar las labores agilizaría la mejora de la puerta de entrada del 60% de los ingresos hospitalarios

La demandada ampliación del servicio de Urgencias hospitalarias de León se estancó este verano después de que las obras de la primera fase, adjudicada en medio millón de euros, finalizaran sin que la Consejería de Sanidad haya adjudicado su continuidad con la segunda fase de 600.000 euros. Así lo confirmó ayer el responsable del servicio en el Hospital de León, Saúl Escudero.

Encadenar unas labores con las siguientes sería crucial para concluir la mejora de esta gran puerta de entrada del 60% de los ingresos hospitalarios, donde se atienden a 140.000 personas cada año. La obra se inició el 29 de junio de 2020 y debía estar finalizada ese otoño, pero varios obstáculos dilataron el plazo para rematar estos primeros trabajos. Entre ellos, fue necesario desviar una tubería del gas y buscar una alternativa a una pared de carga. A mediados de este mismo mes se concluirá el muro cortina y poco después se perfilará la conexión de la zona nueva con la vieja.

La reforma de Urgencias sirve para incrementar un 15% el espacio de este servicio, que crecerá desde los 2.785 metros cuadrados actuales a 3.128 metros cuadrados. Lo más curioso de la ampliación de esta zona vital del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) es que se realiza ganando 343 metros cuadrados del exterior del gigantesco edificio sanitario, que posee una superficie construida de 126.000 m2. Una pastilla adosada que es visible y está acristalada. En esa nueva zona que antes ocupaban los soportales para la circulación y aparcamiento de las ambulancias se situará, en la segunda fase, la nueva sala de espera para las consultas y cuatro de ellas, la de enfermería, urgencias, ojos/ORL y psiquiatría, además de un área de tratamientos breves.

El nuevo cuerpo del edificio se conecta con las instalaciones actuales mediante dos pasos, y con una puerta de evacuación directa al exterior. También se ha diseñado un pasillo longitudinal desde el que se accede a las diferentes consultas, y a los pasos de unión con el resto del edificio.

Los trabajos ayudarán a que la plantilla de 350 personas (45 de ellos médicos y 100 enfermeros) trabajen con mayor organización para poder atender a los pacientes, unos 350 de media al día y con mayor intimidad, lo que se espera que redunde en disminuir los tiempos de espera.

El último informe del Defensor del Paciente señala que a veces la lista para triar en este servicio acumula 40 personas, «lo que supone no prever la gravedad hasta pasada una hora». La ampliación pretende reducir esas demoras. El presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, alertó ayer de que el servicio de Urgencias del Hospital de León no puede funcionar si no lo hace adecuadamente el sistema sanitario.

Por su parte, el jefe del Servicio de Urgencias del Hospital de León, Saúl Escudero, sostuvo que ese servicio ha sufrido la saturación derivada del colapso de la Atención Primaria porque es un servicio de mucho más fácil acceso frente a las dificultades que encuentran los pacientes a la hora de acudir a un especialista o a la atención no telefónica.

Ambos destacaron la importancia de que este servicio cuente con una especialidad.

La primera fase para ampliar Urgencias concluye sin adjudicar aún la segunda
Comentarios