miércoles. 06.07.2022
ALERTA SANITARIA

Un caso obliga a la prueba de la tuberculosis a 107 alumnos de Informática

Un caso en primer curso obliga a todos sus compañeros a ir al médico
Escuela de Ingenierías Industrial e Informática de la Universidad de León.

El centenar de alumnos de primer curso del grado de Informática y sus profesores en la Universidad de León deben someterse a la prueba de la tuberculosis en un centro médico. Así se lo ha comunicado el centro en un correo electrónico en el que se adjunta un comunicado de la Sección de Epidemiología del Servicio Territorial de Sanidad en el que, tras diagnosticarse un caso de tuberculosis pulmonar en el primer curso de Informática, se recomienda que todos sus compañeros y profesores realicen un «estudio de contactos». Desde la dirección de la escuela «se ruega» a los alumnos que «atiendan a este requerimiento» como «medida de prevención y seguridad sanitaria».

El rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, remarca que se trata de «un plan habitual» que recomienda que todo aquel que haya tenido contacto con una persona a la que se le haya detectado la enfermedad debe hacerse la prueba. «Actualmente la tuberculosis se trata con un antibiótico», especificó el rector, quien también animó a los estudiantes a realizarse el test de la tuberculina, ya que la enfermedad se contagia por vía aérea.

En la nota que han recibido los estudiantes de primer curso de Informática, Sanidad explica que la prueba consiste en una inyección intradérmica en el antebrazo. Una vez que han pasado entre 48 y 72 horas desde el pinchazo, se hace una lectura de la misa «con medición de la induración» para saber si la persona ha estado en contacto con el bacilo tuberculoso y se ha producido infección, es decir, si está enfermo o no. Inciden también desde Sanidad, que la prueba no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios. Así, se añade que todos los alumnos deben acudir a su centro de salud correspondiente para realizarse la prueba de la tuberculina.

Sanidad también explica que si el resultado es negativo, existe una medicación para prevenir la infección y se recomienda, a su vez, repetir la prueba en un plazo de dos a tres meses. Por el contrario, si el resultado es positivo, los estudiantes deberán someterse a una radiografía de tórax. Si ésta es normal, deben tomarse durante los próximos seis meses una medicación y, en el que caso de que la radiografía fuese positiva, se procederá a un estudio del alumno para descartar que tuviera la enfermedad.

Un caso obliga a la prueba de la tuberculosis a 107 alumnos de Informática