jueves 19/5/22

La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización bancaria de los españoles, de forma que el 32% de los clientes acceden cada día on line, y menos del 8% van una vez a la semana a la oficina. Así se deduce de una encuesta realizada por Funcas entre clientes «con capacidades digitales» de 18 a 70 años. El 39% de ellos entre 60 y 70 años consulta cada día su banca on line, lo que reduce una brecha digital que sigue siendo insalvable para la mayor parte de los mayores.

Está claro el avance de la digitalización: el 70% de las compras se realizan ya sin la presencia de efectivo, y 3 de cada 4 usuarios utilizan Bizum. También es cierto que casi la mitad de los usuarios de banca digital ha recibido correos o llamadas fraudulentos, aunque únicamente un 3,4% de ellos reconoce haber sido víctima de un fraude.

A la hora de realizar operaciones más sensibles, sin embargo, la presencialidad es irrenunciable para la mayoría: casi el 80% de los encuestados decide sus inversiones financieras o lo que tiene que ver con sus planes de pensiones ante la presencia física de sus asesores. Y otra evidencia: la población con menor formación o más edad tiene menos capacitación digital. Y exige otras atenciones.

¿Qué ha cambiado en la relación con los bancos con la pandemia?