martes 24/5/22

La puesta en funcionamiento del nuevo contrato de renovación del alumbrado hizo que, por primera vez, el servicio de servicios eléctricos fuera el que más quejas acumulaba. El equipo de gobierno justificó las reclamaciones en que había que esperar a la ejecución completa y la adaptación de los ciudadanos al sistema led de ahorro energético. El edil de Desarrollo Urbano, Luis Miguel García Copete, comprometió en enero de 2020 que se revisarían los niveles de luminosidad para comprobar que la UTE concesionaria, formada por OHL, Ingesán y Fermasa, cumplía con el contrato. A la par comenzaron a identificarse las zonas de sombra para mejorar sus condiciones y, en marzo de 2021, se hizo el plan. Un año más tarde, pese al informe del jefe de servicio que propone rebajar el pago a la adjudicataria, el edil socialista no ordenado que se haga ni ha logrado que se hagan las obras necesarias.

Quejas, retrasos y 2,05M de euros al año