lunes 23/5/22
                      Los operarios comienzan a preparar los trabajos para iniciar en los próximos días las demoliciones. RAMIRO
Los operarios comienzan a preparar los trabajos para iniciar en los próximos días las demoliciones. RAMIRO

La Ronda Interior se dibuja todavía como un concepto tan sólo en el mapa. Pero a partir de estos días, el proyecto empezará a encontrar cauce sobre el terreno con el derribo de las casas que forman parte de la primera fase de la obra: aquellas que abarca desde el número l: desde el número 13 de la calle Fernando I hasta el 22, con sus correspondientes pares por Alfonso el Justiciero, que desembocan en La Palomera.

Los trabajos previos para la demolición de los inmuebles comenzaron ayer con la eliminación de las líneas eléctricas que comunican la manzana formada por las calles Alfonso el Justiciero y Fernando I. Los operarios cumplieron durante la mañana con la tarea de eliminar la corriente en el tramo afectado, mientras se iniciaban a su vez las labores de preparación en el interior de algunas de las casas. Estos movimientos preparatorios continuarán todavía hoy e, incluso, mañana, a la espera de que entre el jueves y el viernes, según la planificación prevista, lleguen ya las máquinas para echar abajo las construcciones de la primera fase de la Ronda Interior. Poco a poco, para no afectar al entorno, se completará la encomienda de hacer desaparecer las edificaciones de la zona, donde las restricciones de paso se apuntan hasta el 20 de diciembre, de acuerdo a los carteles de advertencia de la Policía Local.

                      Ya no se puede acceder a la zona en obras. RAMIRO

Ya no se puede acceder a la zona en obras. RAMIRO

La ejecución se apoya en el contrato adjudicado hace casi un año por 151.093,28 euros para el derribo de las diez casas marcadas. La orden de inicio encuentra además legitimidad en el expropiatorio de la primera fase, culminado en junio, tras la aprobación definitiva de los justiprecios por parte de la Comisión de Valoración, que sumó una factura de 473.357,07 euros por las diez propiedades. El mismo camino transita ya la segunda fase, la más cercana al Espolón, donde todavía no han terminado las expropiaciones. De su avance dependerá el cumplimiento del plan municipal, que fija para comienzos de 2023 el estreno del vial que desahogará el tráfico de la zona y permitirá peatonalizar el entorno de la muralla.

La Ronda Interior despeja su cauce con el derribo de las diez primeras casas