lunes 18/10/21
El Ayuntamiento de León respalda la propuesta

Secot pide dedicar una calle a Cordero del Campillo

Miguel Cordero del Campillo. Senador independiente por León 1977-1979. Catedrático emérito de Veterinaria.
Miguel Cordero del Campillo. DL

El Ayuntamiento de León respalda la petición de la organización Secot para dedicar “una vía, calle o plaza” al profesor y rector Miguel Cordero del Campillo, fallecido el 12 de febrero de 2020.

El alcalde de León, José Antonio Díez, ha remitido una carta al presidente de Secot, José Ignacio Lagartos, en la que enfatiza que respalda esta propuesta, aprobada por la junta directiva el pasado 9 de febrero, “como merecido reconocimiento a la labor del profesor Cordero del Campillo”.

La misiva del alcalde remarca “su vinculación con la Universidad de León, a la que a lo largo de los años y desde puestos docentes y directivos, ayudó a nacer y crecer, le hacen merecedor del reconocimiento de todos los leoneses, que gracias a él, cuentan con una institución imprescindible para el desarrollo de la ciudad”.

Secot argumentó su petición en “el caudal de talento, experiencia y conocimientos” que el profesor Cordero del Campillo transmitía y con los que “contribuyó a promover los valores del emprendimiento desde la excelencia en la formación de los egresados universitarios” , valores compartidos por Secot para impulsar los proyectos a emprendedores, micropymes y entidades no lucrativas. Como socio de honor de Secot, “colaboró con nuestra asociación para aportar su acertada visión de los problemas que aquejaban a nuestra ciudad y en la búsqueda de fuentes de empleo para nuestros jóvenes”, algo que también respalda el alcalde de León en su respuesta.

Miguel Cordero del Campillo ha sido uno de los grandes intelectuales leoneses del siglo XX. Licenciado en Veterinaria en 1952, su vinculación con la docencia fue inmediata pasando por todas las escalas del profesorado hasta convertirse en catedrático (1963) y catedrático emérito (1986). Decano de la Facultad de Veterinaria desde 1967 a 1974, participó activamente en la creación de la Universidad de León, de la que fue rector entre 1984 y 1986. Su relevancia social fue más allá de la vida universitaria, donde fue una autoridad en parasitología animal. Senador durante la primera legislatura, obtuvo importantes reconocimientos como Leonés del Año (1985), la Medalla de Oro de la ULE (2003) y la Medalla de Oro de la ciudad de León (2006).

Secot pide dedicar una calle a Cordero del Campillo