jueves 1/10/20
Transporte

El sector ferroviario pide la Obligación de Servicio Público para salvar el tren hotel

La base de maquinistas de León será la más afectada por la supresión de la conexión nocturna con Barcelona
Una rama del tren hotel que conecta Vigo y Coruña con Barcelona. DL

El sector ferroviario sube el tono de respuesta ante el futuro crítico que aparece en el horizonte para los trenes hotel; para los que comunican León con Madrid y Barcelona en una horquilla horaria alternativa, y una aceptación notable a tenor de la alta demanda que tiene entre los usuarios. Los maquinistas se ponen al frente de la reivindicación para que el tren nocturno regrese a las vías, de las que salió con la declaración del estado de alarma y ante la inexistencia de previsión alguna para que retome la actividad, según la planificación a corto y medio plazo que mantiene la compañía ferroviaria.

Para evitar el lastre que supone su retirada de circulación, los maquinistas se muestran a favor d e que se aplique con todas las consecuencias legales la Obligación de Servicio Público, como recurso último para salvar la conexión, más allá de criterios economicistas y de rentabilidad que, al parecer, asumen todo el peso de la causa de liquidación que amenaza la subsistencia de los trenes hotel. Los dos nocturnos que transitan entre Galicia y Barcelona y de Madrid, especialmente, por su efecto en la oferta de plazas den el servicio de viajeros de la estación de León; pero también en el Lusitania, entre Madrid y Lisboa, que está colocado en el mismo repertorio de enlaces retirados en primavera y que no volvieron a escena una vez que se implantó el retorno tras el confinamiento.

La supresión de los trenes nocturnos que circulan por León acarrea consecuencias para el equilibrio entre demanda y oferta del servicio comercial de viajeros que afecta a la estación de León, tal y como se pudo comprobar el pasado domingo, con el aluvión de pasaje sobre los trenes de largo recorrido que se mantienen en el enlace con la capital catalana; además de este castigo en la línea transversal ferroviaria entre costas, a la opción de viajar a diario entre Barcelona y León le han restado el Alvia que circulaba entre Gijón y la ciudad Condal.

Servicio en declive
La supresión de este enlace afecta al equilibrio de oferta y demanda de la estación de León
 

Hay déficit en la oferta comercial; y otra de carácter laboral, que repercute en la carga de trabajo asignado a las diferentes bases de maquinistas afectadas por el trayecto, entre las que más perjudicadas resulta es la de León, también clave en este planteamiento estratégico del noroeste. La supresión del tren Hotel deja más vacía la opción de comunicaciones en ese mapa virtual que sostiene el ferrocarril, sin tener que emplear el sistema de movilidad radial en el que todos los caminos pasan por Madrid. Y horada en la merma de actividad que persigue desde hace más de tres décadas al sector ferroviario en León.

A la presión política para tratar de mantener el enlace nocturno con Barcelona, atenuada con el paso de las semanas desde que en mayo se conoció la previsión de la empresa ferroviaria de no devolver al tren a las vías, se añade la reivindicación del comité de empresa del grupo Renfe en la provincia de León, que ofrece argumentos sindicales y laborales para enfatizar el valor de esta línea; que permite viajar en plena noche sobre un soporte ferroviario distinto y competitivo, y llegar a primera hora de la mañana al corazón de a ciudad barcelonesa.

Más restas
Las líneas entre mares que pasan por León ya han perdido también el Alvia Gijón-Barcelona

En ese argumento, se acentúa la condición de servicio público a la que se debe el ferrocarril, cada vez más reconvertido a un transporte de lujo reservado a determinados territorios, sin que medie el criterio de que contribuyan más que el resto en el mantenimiento de Infraestructuras o construcción de las costosas líneas de Alta Velocidad que luego tendrán un disfrute limitado entre la población.

El regreso a las vías del tren hotel está en las reivindicaciones del comité de empresa de Renfe en León, que ve el retorno de estas prestaciones como incentivo del uso del ferrocarril y garantía de progreso para el territorio de la provincia leonesa.

Los primeros sorprendido por la supresión del tren hotel son sus propios usuarios, que hacían de este enlace uno de los más demandados entre todas las fórmulas posibles para desplazarse entre León y Barcelona en tren.

El sector ferroviario pide la Obligación de Servicio Público para salvar el tren hotel