sábado. 02.07.2022
Accidentes laborales

La siniestralidad se dispara en el sector servicios y ya hay tantas bajas como en 2019

Los accidentes laborales más graves aumentan en León un 35,8% respecto al periodo precovid, aunque descienden las muertes
                      Los trabajadores del sector servicios son los más expuestos a la siniestralidad laboral. RAMIRO
Los trabajadores del sector servicios son los más expuestos a la siniestralidad laboral. RAMIRO

La siniestralidad laboral se acerca en la provincia a los niveles previos a la pandemia porque se ha disparado un 23,9% en el sector servicios, que acapara más de la mitad de los percances que se registran en los centros de trabajo o de camino a ellos. El año pasado hubo en León 10.438 accidentes en total, casi 30 al día, aunque únicamente 4.375 personas estuvieron de baja por este motivo, prácticamente las mismas que en 2019, libre de covid, y 606 más que en 2020, marcado por las restricciones, el confinamiento y el cierre forzoso de miles de negocios, lo que, unido al teletrabajo, redujo de forma notable los incidentes ‘in itinere’, aunque la vuelta a la normalidad ha cambiado de nuevo la tendencia.

En términos absolutos, la tasa de siniestralidad ha caído cerca del 13% respecto a hace dos años, cuando no existía la emergencia sanitaria, pero han aumentado un 35,8% los accidentes más graves, principalmente en las actividades relacionadas con la hostelería, el comercio, la prestación de servicios profesionales y la rama sanitaria, que aglutinan el 55% de todas las contingencias, más de las que suman juntos la agricultura, la industria y la construcción, donde el número de siniestros se ha mantenido más estable, más allá de la variación que experimentó el ejercicio anterior por los efectos del covid. No obstante hay cinco fallecidos menos.

En cambio, en el sector servicios, que anotó 2.214 siniestros el año pasado, la cifra de accidentes ha crecido de forma preocupante, a pesar de que el volumen de actividad no es el mismo en muchas empresas, aún renqueantes por los daños que produjo el covid en la cuenta de resultados, lo que disparó, en determinados momentos del año, el número de desempleados. A pesar de ese escenario, inédito hasta la irrupción de la pandemia, hubo 133 accidentes más en el sector servicios que en 2019. También aumentaron los fallecidos, al pasar de tres a cuatro. Y los percances más graves: de 18 a 32, según se desprende del informe que ha elaborado Comisiones Obreras a partir de los datos oficiales que comparte la Administración autonómica y en el que se refleja que la siniestralidad ha regresado a los niveles previos al coronavirus.

Balance
La provincia registra casi 30 accidentes al día, aunque la mayoría no causan baja laboral Cambio de tendencia El teletrabajo redujo los siniestros ‘in itinere’ y las enfermedades, hasta que cayeron las restricciones

Cambio de tendencia
El teletrabajo redujo los siniestros ‘in itinere’ y las enfermedades, hasta que cayeron las restricciones

De camino al tajo

Lo mismo sucede con las enfermedades profesionales. En 2021 hubo 167 personas con algún tipo de patología achacada a su profesión, treinta más que en 2020, aunque todavía no se ha llegado a los 228 afectados de antes del covid. Algo parecido ocurre con los accidentes de camino al trabajo, que se desplomaron durante los primeros meses de la pandemia, cuando apenas había desplazamientos, hasta que la desactivación de las restricciones causó el efecto contrario. De los 476 siniestros ‘in itinere’ que registró la provincia en 2019 se pasó a los 348 de 2020 y a los 390 de 2021.

 

Tampoco parece tener efecto ya el teletrabajo, que sí funcionó a lo largo de los peores momentos de la crisis sanitaria, sobre todo cuando la mayoría de los ciudadanos no estaban vacunados. El regreso al sistema presencial ha incrementado los índices de siniestralidad en León y en el resto de provincias de la comunidad, que cerró el último curso con 52 accidentes mortales.

La siniestralidad se dispara en el sector servicios y ya hay tantas bajas como en 2019