viernes 20/5/22
LA LUCHA POR LAS INFRAESTRUCTURAS

El sistema de seguridad impedirá al AVE circular a más de 200 kilómetros por hora en León

La línea a Valladolid funcionará provisionalmente con el antiguo Asfa y no con ERTMS
Obras del AVE en Torneros

A medio gas. Los trenes de la nueva línea del AVE entre León y Valladolid circularán provisionalmente a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y no a los 300 km/h para los que están preparados. La causa está en el sistema de seguridad. Los 160 kilómetros de ferrocarril de alta capacidad que dividen la capital de Valladolid no tendrán, de momento, el denominado ERTMS, un sistema que ya está instalado aunque sólo funcionará en pruebas. El dispositivo sirve para informar de la velocidad y activa el freno del tren en caso de exceso y que permite a los trenes circular a 300 kilómetros por hora con todas las garantías. Se trata del mismo sistema reivindicado en Santiago de Compostela tras el trágico accidente del verano de 2013.

Por el contrario, la línea que será inagurada antes de las elecciones municipales y autonómicas contará con el Asfa 200, un sistema que informa al maquinista mediante indicaciones luminosas y acústicas en la cabina sobre el estado de las señales. En caso de que se anuncie una reducción de velocidad y el conductor no responda, el sistema actúa y frena al tren. Aunque antiguo, es totalmente seguro pero no permitirá al AVE de León circular a toda velocidad.

El Asfa estará funcionando, como poco, durante los primeros seis meses de actividad de la línea. Actualmente, los trenes que circulan entre León y Madrid sólo pueden alcanzar una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora hasta Valladolid —con limitaciones en muchos puntos—, por lo que los viajes se recortarán más de media hora en este periodo, teniendo en cuenta que la línea será 22 kilómetros más corta. Es decir, el viaje durará ahora dos horas de las 2.40 horas que tarda un Alvia en llegar a Chamartín. Son las mismas circunstancias en las que se abrió la nueva línea del AVE en Alicante.

Por otro lado, todo sigue a marchas forzadas para que la alta velocidad llegue a la capital leonesa antes de la camapaña electoral. Un grupo de interventores adheridos a la estación de León ya están realizando los cursos de formación, mientras que los maquinistas no han sido convocados puesto que los trenes serán conducidos por especialistas aportados por Madrid. El tipo de trenes será probado también en breve, al igual que las cargas, para las que se traerá una locomotora 1900 desde Cuenca.

El sistema de seguridad impedirá al AVE circular a más de 200 kilómetros por hora en León
Comentarios