viernes 14/5/21

Socialista y contador de cuentos

—Bruselas en una gran ciudad, pero sobre todo es un gran escenario, ¿qué personaje le gustaría interpretar en ese enorme plató político?
—Voy a hablar desde la más pura apetencia, me gustaría ser el que lleva la política exterior en la UE, lo que es mi compañero Borrell. Me parece que tiene que ser fascinante.
—El mister Pesc
—Sí sí.
—¿Cuál es el último libro que ha leído?
—El último, el último…estoy leyendo ahora a un autor leonés que se llama Alberto Escapa, Las elipsis del cronista, una serie de relatos cortos, radicado en esta zona. Me está encantando.
—¿Poesía o prosa?
—Soy más de prosa. Me obligo a leer poesía, pero me cuesta. Cuesta quizá por la dificultad que tenemos todos para parar. La poesía en ese sentido nos sería muy útil para tener esa actitud contemplativa de la que hablaba Nietzsche.
—¿Leer o escribir?
—Prefiero leer. Me gusta escribir de vez en cuando, pero prefiero leer.
—¿Algún ensayo?
—Escribo algún cuento siempre para felicitar la Navidad y a partir de ahí estoy acumulándolos y hablando con una editorial para recopilarlos y sacarlo precisamente en Navidad.
—¿Un socialista contando cuentos?
—Es que el cuento es un elemento muy interesante.
—¿León, Madrid o Bruselas?
—León, sin ninguna duda.
—¿Para trabajar?
—Si pudiera León, porque hay muchas cosas que tiene que añoro. Pero por temporadas es maravilloso estar en Madrid y por la experiencia también en Bruselas. Pero si tuviera que elegir, León.
—¿Hay que viajar para ver que en León tenemos de todo?
—Sí sí, claro. En general ayuda mucho viajar y desde luego ayuda a poder comparar. Todavía me sigo fascinando por lo que tenemos que ofrecer. Nos falta el mar, pero lo demás lo tenemos y muy diverso.
—¿Dónde se hace la política, en un Ayuntamiento, en el Senado o en el Europarlamento?
—Yo creo que todo es política real. Es diferente claro, la más capilar es la política local. Yo creo que es un buen aprendizaje la política local. Se nota mucho quien ha pasado por los ayuntamientos antes de ir a otros cargos. Incluso nos da más capacidad de llegar a acuerdos. Y somos más prácticos.
—Para hablar de Cultura, ¿a quién elegiría en la derecha española?
A José María Lasalle.

Socialista y contador de cuentos