viernes 27/5/22

Arturo José López Barrantes, Máximo Rodríguez Fernández y Antonio Lanza Blanca estudiaron juntos el módulo de grado medio de Electromecánica de vehículos. «Ya teníamos un contrato un antes de acabar el título», explican los tres, e incluso uno de ellos ya ha conseguido ser jefe de taller en el concesionario para el que trabaja con tan sólo 23 años. César Feito es otro de los ocho alumnos matriculados en el curso de especialización. Él trabaja en Itevelesa y, aunque este no es su primer empleo, tan sólo tardó unos meses en conseguir un puesto de trabajo al acabar su formación. A todos ellos, sus empresas les dan facilidades para participar en el programa que imparte Pedro Salvadores, y destacan la importancia de la seguridad a la hora de trabajar con los motores híbridos y eléctricos y la vertiente práctica del curso, que les permite conocer estos modelos, completamente diferentes a los mayoritarios de combustión. Los cuatro son un ejemplo de los buenos resultados de la Formación Profesional y la necesidad de la implicación de las empresas para conseguir adaptarse a las nuevas demandas, en este caso, con la llegada de los coches híbridos y eléctricos, que irán a más.

«Ya teníamos un contrato antes de acabar el título»