miércoles 19/1/22

La crisis desatada por la pandemia todavía afecta gravemente en León a más de 2.000 autónomos que dependen de las ayudas públicas para no cerrar sus negocios. Los ingresos de muchos establecimientos relacionados con la hostelería y el comercio, los dos sectores más castigados por el covid, aún están muy lejos de lo que se facturaba antes de la emergencia sanitaria, hace ya un año y medio, a pesar de que el verano, sobre todo en el mes de agosto, ha dejado muy buenas cifras gracias al turismo nacional, que se incrementó respecto a la época previa al covid. Solo en la provincia hay en estos momentos 2.085 trabajadores por cuenta propia que perciben alguna de las prestaciones extraordinarias que aprobó el Gobierno para este colectivo, formado en León por más de 35.000 profesionales.

Apenas cobran 500 euros al mes, más la bonificación de la cuota, siempre y cuando acrediten pérdidas de como mínimo el 50%. Hasta febrero la caída de la facturación debía ser superior al 75% para no quedarse fuera del subsidio público. En España se perciben de media unos 700 euros, casi doscientos más que en la provincia.

De momento, el cese de actividad, como se conoce a esta prestación, similar al paro, estará vigente hasta el 28 de febrero. El real decreto que lo regula también contempla exoneraciones en las cuotas de la Seguridad Social durante los próximos cuatro meses para los trabajadores por cuenta propia protegidos en el periodo anterior.

El Gobierno estima que unas 226.000 personas se beneficiarán de esta descarga, que en octubre será del 90%, en noviembre bajará al 75% y en diciembre se situará en el 50%, para pasar al 25% en enero de 2022. Según la norma, los autónomos que continúen con una suspensión temporal de toda su actividad a raíz de las restricciones de las autoridades mantendrán su prestación extraordinaria por suspensión, equivalente al 70% de la base mínima de cotización. Del mismo modo no tendrán que afrontar las cuotas y ese periodo computará a efectos legales como cotizado.

Todavía hay 2.085 autónomos que cobran el cese de actividad