jueves. 18.08.2022

La plataforma por el soterramiento del tren va a cumplir un año de batalla diaria contra Adif, al otro lado de la trinchera de la pasarelas, y esa cárcava ferroviaria que va a prorrogar la estructura urbana de Trobajo para generaciones venideras.

En en el repaso al plan de acción, la plataforma expone en la pasarela lo que iba a ser la localidad más poblada del área periurbana de León sin las pasarelas, sin los pasos elevados, sin lios puentes del siglo pasado que Adif ofrece como solución adecuada para la nueva era que marca el tren de alta velocidad. «Trobajo del Camino, ahora Trobajo del despeñadero», advierten en una de las sábanas que recibe al peatón y al tránsito rodado en mitad del puente de Párroco de Pablo Díez, núcleo del conflicto, la espoleta que despertó a los vecinos.

Hace un año que la plataforma presenta guerrilla urbana contra Adif; justo en el que un alto cargo del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias reconoció en público que ese puente sobre la travesía de la N-120 iba a ser demolido para dar cabida a las hechuras que exige el enganche de la catenaria de la alta velocidad; demolido y elevado de nuevo, con más volumen, con perjuicio evidente para las viviendas de la zona, que podrían ver a la altura de salón el paso de los vehículos.

Adif negó durante más de dos años que no tenía otra alternativa que derribar el puente para cumplir con los criterio de media de la alta velocidad europea, para amoldar las estructuras al paso del AVE hacia Asturias. Desde que reconoció en público que no tenía alternativa, Trobajo está en la calle. Moteado con pancartas, que son el combustible de la movilización social que tiene en la pasarela azul la chispa que desató el incendio del descontento.

En la calle
La plataforma por el soterramiento cumple un año de batalla diaria contra Adif

«Trobajo, despierta, que Adif te entierra», escribieron los creativos de la plataforma sobre esa sábana reivindicativa de cabecera que, a veces, voltea el viento, y cae del lado interior de la pasarela azul, repertorio de despropósitos en el tiempo que se ha empleado para sustituir a la anterior. La pasarela azul es hasta la fecha la primera victoria parcial de la plataforma en la lucha contra Adif. Lucha desigual, porque se trata de la soledad de un colectivo vecinal contra un gigante de la administración que tiene la bendición política, o viceversa.

Hasta el momento, el pulso vecinal ha logrado que el promotor de la estructura no se haya atrevido a quitar las vallas que bloquean la entrada para ponerlo al servicio de Trobajo: una solución de mediados del siglo pasado equivalente a la que se derribó en Quebrantos, en el tramo próximo a la estación, donde sí se logró que el tren pasar bajo losa. La plataforma vecinal ha hecho del viernes el día de la semana, con el paréntesis estival mediante; tregua solo en la convocatoria, no en la acción de pelea.

Los viernes al sol
Lejos de aminorar el pulso, la pelea se mantiene en un verano moteado de pancartas

La asociación vecinal ha recogido más de 10.500 firmas para invitar al Gobierno a detener la tropelía, a aplicar en Trobajo la misma fórmula elegida para Montcada, Langreo o Almería. El soterramiento de León resulta más modesto. Con dos kilómetros bastaría para evitar que Adif parta en dos a Trobajo por los siglos de los siglos.

De Trobajo del Camino al despeñadero de Trobajo
Comentarios