domingo 29/5/22
                      Teatralización de las Cortes de 1188 realizada por Rey Ordoño, Pendón de San Isidoro y Trovador. F. OTERO
Teatralización de las Cortes de 1188 realizada por Rey Ordoño, Pendón de San Isidoro y Trovador. F. OTERO

Coincidiendo con el aniversario de las Cortes del Reino de León de 1188, consideradas las primeras de carácter democrático del mundo por dar voz y voto al pueblo llano, la UPL criticó ayer que «la Cuna del Parlamentarismo reconocida por la Unesco sigue sin parlamento». Señalan que «es lamentable que León «se vea privada de sus derechos constitucionales por simples cálculos e intereses partidistas», al valorar que se está dando la espalda a la historia y a lo recogido en los artículos 2 y 143 de la Constitución, que recogen «el derecho de la Región Leonesa a ser comunidad autónoma como región histórica reconocida oficialmente al aprobarse la Carta Magna».

Hasta esa fecha, en las cámaras participaban los monarcas y los dos estamentos más poderosos de la escala social medieval, la Iglesia y la nobleza. El tercer estamento estuvo ausente hasta que el rey Alfonso IX de León, convocó en la primavera del año 1188 unas Cortes a las que sumó a los representantes de las principales villas y ciudades del Reino, que serían elegidos por sus habitantes para defenderlos. El panorama de finales del siglo XII, marcado por la desconfianza llevó al monarca a dar participación al pueblo.

Ese hecho, novedoso para la época, y que posteriormente fue emulado por otros territorios, supuso un auténtico hito en la historia del parlamentarismo, al ser los Decreta emanados de esas Cortes el testimonio más antiguo en la historia en que está documentada la existencia de representantes elegidos por el pueblo para defender libremente sus intereses en la más alta institución de un territorio. En los Decreta se estableció que no se atentaría contra la propiedad ajena ni se cortarán viñedos o árboles de otros. Otro de los acuerdos que se adoptó fue resolver las querellas ante la justicia o la promesa del rey de no entrar en guerra sin contar con todos los que le debían ofrecer su consejo.

Por ello, UPL recuerda que en las Cortes del Reino de León de 1188, celebradas en la basílica de San Isidoro, y cuyo inició habría tenido lugar en torno al 18 de abril de ese año, hubo representantes de localidades como León, Zamora, Salamanca, Benavente, Ciudad Rodrigo, Astorga, Ledesma, Toro, Villafranca del Bierzo o Alba de Tormes. Una medida que prosiguió en las citas de Benavente (1202) y León (1208) donde el pueblo llano decidió sobre los principales asuntos de Estado. Tras la unión de Coronas de 1230, en las Cortes propias que celebró el Reino de León en el siglo XIV se siguió ese modelo en las celebradas en Zamora en el año 1301 y en León en 1349.

La Unesco reconoció de forma oficial al Reino de León como Cuna del Parlamentarismo. UPL reclama que «la Región Leonesa, como heredera directa del Reino de León no puede estar al margen, como Cuna del Parlamentarismo, de tener su propia autonomía y, por ende, sus propias Cortes».

UPL: «La Cuna del Parlamentarismo sigue privada de sus propias Cortes»
Comentarios