viernes. 27.01.2023
El responsable de política municipal de la UPL y portavoz leonesista en la Diputación, Luis Herrero Rubinat, restó ayer importancia a la interpretación que los dos catedráticos leoneses de Derecho Administrativo, Mercedes Fuertes y Francisco Sosa Wagner, hicieron de la situación generada en el Ayuntamiento de Villaquilambre a petición de Diario de León. Según estos expertos, Lázaro García Bayón no está legitimado para seguir como alcalde después de perder una cuestión de confianza, y añaden que su condición de regidor en funciones limita sus competencias a los trámites burocráticos del Ayuntamiento. En cuanto a la renuncia de los otros concejales de la UPL para asumir la alcaldía, los dos juristas sostienen que para rechazar el bastón de mando en una situación como la actual, antes deberían dimitir como concejales. Herrero Rubinat respeta el análisis de estos expertos, pero lo circunscribe a un debate académico sin efectos prácticos en la política municipal y en el caso concreto de Villaquilambre, donde reconoce que se ha producido una situación sin precedentes para la que existe un vacío legal sobre el que habrá que legislar. Sujeción al informe técnico En cualquier caso, Herrero Rubinat rechaza la idea de que un concejal pueda ser obligado a asumir la responsabilidad de una alcaldía. El alcalde en funciones, Lázaro García Bayón, no quiso valorar la interpretación que hacen de la situación municipal dos catedráticos, pero él se remite al informe técnico de la secretaria de la corporación, al que asegura que se han ajustado escrupulosamente todas sus actuaciones.

La UPL no duda de la legitimidad de García Bayón para permanecer en la alcaldía