sábado 15/8/20
Protesta

Los vendedores de Plegaria mantienen el pulso al traslado

A la nueva concentración, ayer en la plaza de San Martín, suman una recogida de firmas
Los vendedores de la calle Plegaria volvieron a movilizarse ayer en la plaza San Martín. G. F.
Los vendedores de la calle Plegaria volvieron a movilizarse ayer en la plaza San Martín. G. F.

Los comerciantes de textil de la calle Plegaria volvieron a echarse ayer a la calle para demostrarle al Ayuntamiento de León que están dispuestos a aguantar el pulso contra la decisión de desvincularlos del mercado tradicional de la plaza mayor y trasladarlos al parking de San Pedro, en la zona trasera de la catedral, una zona muy alejada del mercado de la plaza que provocaría una caída importante de las ventas. El Ayuntamiento argumenta el traslado en razones sanitarias y de seguridad por el cumplimiento de los protocolos del Covid-19.

Con sus características pancartas verdes en las que podían leerse mensajes como «Plegarias sí o sí, no nos vamos a rendir», «Defendemos nuestro trabajo» o «Concejala, no nos quites el mercado», más de una docena de afectados se concentraron a las once de la mañana de ayer en la plaza San Martín (en la calle Plegaria no les fue permitida la movilización) para hacer oír su reclamación al grito continuo de «¡Queremos trabajar!» acompañado del estruendo de sus silbatos.

A su ruidosa protesta sumaron ayer el inicio de una campaña de recogida de firmas contra el traslado instalando una mesa en la plaza de San Martín.

«Somos muchas familias las que vivimos de esto y llevamos aquí muchísimo tiempo, muchos llevan en este mercadillo entre 35 y 40 años», recordó ayer Aarón Hernández, uno de los portavoces de este colectivo.

Reiteraron que siguen «abiertos al diálogo» para encontrar una solución consensuada y volvieron a recordar las propuestas alternativas que han hecho a la concejala de Promoción, Susana Travesí, para quedarse en esta zona. «Les propusimos crear nosotros, asumiendo también el coste, un mercado tradicional cuidando la estética de los puestos y tratando de que fuesen todos iguales. Y si no podía ser en la calle Plegaria propusimos el entorno cercano a la catedral, por la zona de la plaza de la Regla». Y no fue su única propuesta. También propusieron una reducción de los puestos hasta un 33% estableciendo turnos hasta que la pandemia haya remitido y tampoco han recibido respuesta.

«Nosotros queremos seguir donde estamos desde hace 40 años la mitad de los puestos son heredados y ahora dicen que por el Covid no nos dejan. Nosotros creemos que es un tema político, que nos quieren echar de aquí, porque nosotros respetamos todas las medidas de seguridad. Nos sentimos engañados», subrayó Manuel Hernández.

Los vendedores de Plegaria mantienen el pulso al traslado