sábado 23/10/21
Laciana y Alto Sil

Los agentes hacen seguimiento a unos 15 osos para evitar que se acerquen a las zonas urbanas

La Patrulla Oso ha realizado este verano 55 salidas nocturnas para disuadir su presencia en las zonas urbanas
Agentes de la Patrullo Oso observando indicios de la presencia de algún ejemplar en la zona de Villablino. FERNANDO OTERO

La Patrulla Oso Alto Sil y los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León constatan la presencia de entre 10 y 15 plantígrados observados en las inmediaciones o zonas urbanas de Laciana y Alto Sil desde comienzos de junio hasta la actualidad, desarrollando un total de 55 servicios nocturnos, según los datos facilitados por fuentes de la administración autonómica.

Si bien, desde mediados de julio la Junta activó un teléfono 24 horas para advertir de la presencia de osos en los cascos urbanos, con el objetivo de dar traslado al personal especializado que a la mayor brevedad atenderá la situación para monitorizar y, en su caso, aplicar medidas aversivas y así evitar incidentes con la población. Este servicio registró un total de 20 llamadas «tanto al teléfono de emergencias como directamente a los agentes medioambientales y miembros de la Patrulla oso Alto Sil», matizaron, a la vez que agradecen la colaboración ciudadana para trabajar por «la coexistencia y convivencia con el oso pardo y evitar la presencia de osos pardos en los entornos urbanos».

La presencia de los osos en los núcleos de los pueblos es una situación que viven los vecinos año tras año con la llegada de la primavera y que se extiende todo el verano, tal y como afirma la vecina de la pedanía lacianiega del Villar de Santiago, Tania Santamarta, quien señala que un oso se pasea por delante de la puerta de su casa desde hace cuatro días. «Era la una y media de la madrugada y al llegar a la altura de un nisal, ahí estaba el oso, que se pone de pie y estira la cabeza», destacó, mientras recordaba que el oso salió carretera abajo por que el foco que ella llevaba lo deslumbraba. «Tengo que salir con un foco porque en la calle donde vivo no hay alumbrado público», matizó. Unos hechos que según esta joven vecina ya fueron puestos en conocimiento de la Junta de Castilla y León y tras esto la Patrulla Oso se deplazó durante dos días hasta este pueblo.

Una situación parecida es la que viven los vecinos de los pueblos del Alto Sil, concretamente en la localidad de Villarino de Sil, han visto como un plantígrado se paseaba por sus huertas y por las calles y según afirma el secretario de esta Junta Vecinal, Antonio Cosmen «por esta zona hay unos cinco ejemplares todavía» correspondiendo a un oso macho, y cuatro osos nacidos de una misma madre, de dos partos diferentes «aquí los osos no bajan al pueblo, sino que están por la zona de la carretera y el pueblo», a la vez que señaló que «los osos deben vivir a 1.500 metros de altura y las personas en los núcleos urbanos» matizó

Respecto al programa de radiomarcaje que realizó hace unos días la Junta de Castilla y León y el Grupo de investigación del oso pardo cantábrico del IMIB mediante la primera captura de una hembra de oso pardo en el Alto Sil, Antonio Cosmen señaló que no es un trabajo suficiente que «lo han hecho con la osa pero aquí queda el resto» . Para finalizar, el secretario de la Junta Vecinal afirma que los plantígrados «no pueden vivir cerca de las personas, surgen conflictos importantes» si bien cree que cada uno puede tener su espacio, siempre y cuando la especie esté controlada «esto se ha ido de las manos y no puede ser» destacó.

Más casos
Desde hace cuatro días un oso se pasea por las calles del pueblo del Villar de Santiago

Colaboración
El teléfono de la Junta ha recibido 20 llamadas alertando de la presencia de ejemplares

El pasado mes de agosto, un plantígrado fue visto por el casco urbano de Villablino, concretamente en la Avenida del Bierzo, donde se le ha visto en unos contenedores cercano al supermercado Gadis, aunque en ese momento no era el único lugar donde se habían avistado osos, ya que en otros pueblos de la comarca también se han dejado ver, como en Orallo, Lumajo y Caboalles de Arriba.

En esos momentos, el Presidente de la Fundación Oso Pardo, , Guillermo Palomero señalaba que se trataba de un ejemplar joven que llega de la zona de Rabanal y la antigua estación del ferrocarril para ir a los contenedores de esta zona para después volver a su lugar de origen, a la vez que explicaba que en esta zona se encuentran contenedores abiertos con bolsas y bandejas con restos de comida, lo que suponía conseguir comida fácil para el animal, y que de repetirse este comportamiento se debería aplicar el protocolo para disuadirlo de la zona.

Tan solo una semana más tarde, los vecinos de Villablino pudieron ver a un plantígrado en la calle Vega del Palo, de ahí el oso pasó a la calle Doctor Fléming, donde se encuentra la cafetería Pirámide, cuyas cámaras de seguridad captan el momento. Un ejemplar que también había sido visto en la calle Serafín Morales, donde se encuentra la cafetería Costa Verde y en la zona conocida como Las Malvinas.

Los agentes hacen seguimiento a unos 15 osos para evitar que se acerquen a las zonas...
Comentarios