domingo 22/5/22

Asaja recuerda que fue un gobierno del PSOE el que acordó el trasvase al Carrión

Pide a la Diputación que «no enfrenten ahora a los leoneses con un problema creado por ellos»
                      Una de las muchas protestas llevadas a cabo en León, ésta en 2002, para frenar el trasvase. NORBERTO
Una de las muchas protestas llevadas a cabo en León, ésta en 2002, para frenar el trasvase. NORBERTO

Ante la polémica suscitada en el Pleno de la Diputación Provincial del pasado miércoles, con respecto a las alegaciones al anteproyecto de Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero, y en particular a vigencia del trasvase de agua a la cuenca del Carrión, Asaja recuerda que «dicho trasvase se acordó, licitó y ejecutó, por decisión de un gobierno socialista a principios de los años 90, y que en aquel momento el actual vicepresidente de la Diputación, Matías Llorente, era también vicepresidente de la diputación gobernando la institución también el PSOE».

La organización agraria, a través de un comunicado, explica que cuando el 18 de octubre de 1991 se conoció la decisión del Gobierno de no construir los embalses de Omaña y Vidrieros, y se filtró la alternativa de regar con el agua de Riaño tanto el Páramo Bajo como la cuenca deficitaria del Carrión, se suscitaron varios actos de protesta siempre apoyados por organizaciones agrarias y comunidades de regantes. «En ninguno de los actos de protesta se contó con el apoyo del vicepresidente de la Diputación, Matías Llorente, que había consumado una escisión de la UCL y había creado la organización agraria Ugal», recuerda Asaja, que afirma que «la organización agraria Ugal y su secretario general Matías Llorente fue el escudo»que utilizó José Luis Rodríguez Zapatero, secretario general del PSOE en León, para tratar de apaciguar las críticas del campo».

En este sentido, sentencia que más de treinta años después, la decisión de revertir o no la concesión de agua de Riaño hacia la cuenca del Carrión «está en manos de los mismos, es decir, del actual gobierno del PSOE en la nación, al que le pueden apoyar desde Diputación los mismos que entonces le apoyaron». Por ello, Asaja pide al PSOE y a sus socios en Diputación que «hagan con este asunto lo que tengan que hacer, pero que con un problema que crearon ellos no sigan enfrentando a los leoneses entre sí ni a los leoneses con los castellanos». Asaja pide también al presidente de la Diputación, Eduardo Morán, en su condición de presidente del PSOE de Castilla y León, que «si quiere ser creíble utilice el mismo discurso en todos los sitios y en el ejercicio de todos sus cargos, y le reta a que, en condición de presidente del PSOE de Castilla y León, vaya a exponer el fin del trasvase a la Federación Socialista de Palencia».

El presidente de la Diputación reabrió el debate sobre el trasvase del Carrión el pasado miércoles cuando respondiendo a las preguntas del portavoz del PP explicó que la institución no había apoyado las alegaciones al Plan Hidrológico del Duero presentadas por la Junta de Castilla y León, ocho diputaciones de la comunidad, y varias comunidades de regantes y sindicatos, ya que estás no representaban a los intereses de León. En concreto se refirió a ninguna de ellas salía en defensa de los nuevos regadíos de León para los cuales se necesitará una mayor disponibilidad de agua, como la que cada año se trasvasa al Carrión desde el Esla.

Asaja recuerda que fue un gobierno del PSOE el que acordó el trasvase al Carrión
Comentarios