sábado 24/7/21

Los ataques al ganado descendieron un 27,5% en 2020

Según datos facilitados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, desde enero a septiembre del pasado 2020 se han perpetrado 1.835 ataques de lobos al ganado en toda Castilla y León, dejando como resultado un total de 2.660 cabezas de ganado muertas. En el caso de León, los ataques fueron 116, con 183 bajas. Por lo que se refiere al mismo periodo del año anterior, es decir los nueve primeros meses de 2019, los ataques fueron más numerosos en todo el conjunto de la comunidad, donde se registraron 1.683, con 2.445 cabezas muertas, mientras que en la provincia fueron 160 ataques con 247 bajas.

Estos datos indican que en el último año se ha registrado un descenso de los ataques del 8,3 por ciento en el conjunto de la comunidad, porcentaje que se sitúa al 27,5 por ciento ataques menos en la provincia de León.

En el conjunto de la comunidad, las provincias más afectadas son las situadas al sur del Duero, donde el lobo cuenta con la mayor figura de protección y donde no es especie cinegética. La provincia con más ataques es Ávila, con 1.034 y 1.091 cabezas muertas, seguida de Segovia, con 353 ataques y 650 bajas, después iría Zamora, con 151 ataques y 334 bajas y después León.

Los ataques al ganado descendieron un 27,5% en 2020