miércoles. 29.06.2022
Campo

CHD sigue manteniendo la incertidumbre en los proyectos de las balsas del Órbigo

El organismo no desvela el resultado del estudio de viabilidad socioeconómica encargado hace más de dos años
Valle del Rial en Carrizo de la Ribera donde se plantea la construcción de un nuevo embalse. JESÚS F. SALVADORES

La construcción de los embalses del Órbigo, conocidos como balsas de La Rial y de Los Morales —y que afectan especialmente a los municipios de Carrizo de la Ribera y Cimanes del Téjar—, continúan siendo una gran incógnita ante el oscurantismo de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).

Dos balsas que fueron proyectadas con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de los regadíos, así como para la regulación del río Órbigo en su zona regable. Ambos proyectos, que se encontraban incluidos dentro del Plan Hidrológico 2016-2021 de la CHD, quedaron en 2018 al amparo de un informe de viabilidad global que avalase la construcción de la balsas sin consecuencias para el medio ambiente ni para los municipios; pese a contar con la Declaración de Impacto Ambiental favorable publicada en el Boletín Oficial del Estado en mayo de 2018.

Postura de la Junta

Ve «irrenunciables» la construcción de las balsas de La Rial y Los Morales para regularizar el Órbigo

Ahora, más de dos años más tarde y a las puertas de la finalización del citado Plan Hidrológico vigente, la ejecución de los embalses parece una quimera, aunque aparentemente se prevé la inclusión de las mismas el Plan Hidrológico 2021-2027 —el cual se estima que salga a información pública este mes de marzo—.

Según la información facilitada a este periódico por el organismo de la cuenca del Duero, ya existe un informe de viabilidad global que será la base de la toma de decisiones por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto de Demográfico (Miteco) para dar luz verde a la construcción de las balsas de La Rial y de Los Morales.

Dicho informe consta de tres estudios: uno ambiental, otro de viabilidad socioeconómico, y otro técnico. Estos tres estudios son los que determinarán finalmente si se llevan a cabo o no los embalses. No obstante, por el momento no se tiene conocimiento del estudio de viabilidad socioeconómico que fue anunciando hace ya más de dos años, puesto que aún no se ha hecho público. Un estudio de viabilidad de las balsas de La Rial y de Los Morales del que tampoco tienen constancia ni organizaciones agrarias, ni comunidades de regantes, ni los propios ayuntamientos que se verían afectados por las construcción de las mismas.

Sugerencias recibidas

Organizaciones agrarias y regantes están a favor y los ecologistas y los pueblos en contra

Tampoco tiene constancia del estudio de viabilidad la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León —también consultada al respecto por este periódico—. Pese a ello, en el Esquema provisional de Temas Importantes (EpTI) previo al tercer ciclo de planificación hidrológica (2021-2027), desde la propia consejería califica como «irrenunciables» la construcción de estas balsas de cara a la próxima planificación hidrológica. «Este tema del incremento de regulación debe contemplarse como un tema relevante en la demarcación del Duero habida cuenta de su déficit en la capacidad de regulación», añaden.

Dentro de este EpTI, la Confederación Hidrográfica del Duero también ha recibido distintas sugerencias, entre las cuales, tanto las organizaciones agrarias como las comunidades de regantes, —que han sido algunas de las entidades que las presentado— se muestran a favor de la construcción de la balsas alegando que ayudarán a la sostenibilidad de los regadíos.

Por otra parte, en el apartado de sugerencias la CHD se ha encontrado con el rechazo principalmente de asociaciones ecologistas o personas particulares que acusan el impacto que provocarían al medio ambiente y a los pueblos.

Oposición rotunda

Los que siguen mostrando su contrariedad a las balsas son los alcaldes de la zona, especialmente los de los municipios afectados. Es el caso del alcalde de Carrizo, Alfonso Álvarez, que explicó que «nuestra postura no va a cambiar por mucho que modifiquen el proyecto porque seguimos pensando que es un despropósito tanto natural como económico». «Si el estudio de viabilidad es favorable, no dudaremos en oponernos», apuntó.

CHD sigue manteniendo la incertidumbre en los proyectos de las balsas del Órbigo
Comentarios