martes. 29.11.2022

Cientos de romeros acudieron ayer a la tradicional subida al santuario de Carrasconte y la ofrenda floral a la Virgen con motivo de las fiestas de San Roque en Villablino. La peregrinación es especialmente emocionante porque los peregrinos llegan hasta el templo por la noche con antorchas que son el prólogo a la ofrenda floral para la Virgen.

Hace ya muchos años que la romería popular a Carrasconte fue reconocida como una manifestación de interés turístico provincial “por su singularidad y marcada tradición que constituyen el reflejo más fiel de la civilización y herencia histórica y cultural de León".

Los primeros escritos en los que se hace referencia a la romería datan del siglo XVII. Hoy sigue siendo esa manifestación religiosa que reúne en el santuario a multitud de feligreses que depositan su fe y sus promesas en la Virgen. Es un día de misa, de ofrendas florales y limosnas, de comida campestre y visita obligada a los tradicionales puestos. Pero sobre todo es un día de tradición en el que se canta aquello de: ‘Virgen de Carrasconte, carrascontina que, entre Babia y Laciana estás “ponida…”’

Cientos de romeros cumplen con la tradición de 'La Carrascontina'